SUPERA A LA MUERTE Y VA POR UN ORO

Agencias
13/02/201800:00:06

En marzo de 2017, el canadiense Mark McMorris sufrió un accidente que perjudicó su carrera y vida. El snowboarder se estrelló contra un árbol en las montañas de Whistler Backcountry en lo que parecía una rutina como cualquiera. El impacto le provocó diversas fracturas, ruptura del bazo, un pulmón colapsado y sangrado interno. Once meses […]

En marzo de 2017, el canadiense Mark McMorris sufrió un accidente que perjudicó su carrera y vida. El snowboarder se estrelló contra un árbol en las montañas de Whistler Backcountry en lo que parecía una rutina como cualquiera.
El impacto le provocó diversas fracturas, ruptura del bazo, un pulmón colapsado y sangrado interno. Once meses después ganó una medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de PyeongChang y busca un segundo metal.
A sus 24 años de edad, McMorris puede presumir que venció una batalla ante la muerte y que colecciona un par de preseas olímpicas, también sumó un tercer lugar en Sochi 2014 en slopestyle.
“No quiero pensar mucho en el pasado, pero aprecio el hecho de poder estar hoy sobre una tabla”, dijo el canadiense tras bajarse del podio el fin de semana. “Muchas veces tengo que pellizcarme por sentirme tan bien. Hace ocho meses no habría pensado que podría volver a este nivel”.
Hoy en la tarde (durante la mañana del miércoles en PyeongChang, Corea del Sur), Mark estará en las eliminatorias del Big Air, que consiste en saltar de una rampa para lograr el mejor truco aéreo —la disciplina debuta este año en una justa olímpica—.
Su accidente ocurrió en una acción similar. Durante la grabación de un documental, sobre su familia y el deporte extremo, McMorris bajaba por
una montaña en estilo libre, intentó un salto lujoso para la cámara pero perdió el control y se estrelló, de acuerdo con su hermano, Craig, en una entrevista en marzo del año pasado. El helicóptero de rescate tardó hora y media en llegar al lugar del accidente, donde Craig tenía inmobilizado
a Mark mientras le hablaba para que éste no perdiera el conocimiento,
El trabajo más difícil para el canadiense fue el proceso de recuperación, que tardó seis meses para regresar a la tabla y la nieve.
McMorris es un experto en Big Air. En los X Games ya acumula seis medallas, tres de oro, dos de plata y un bronce.
Anderson bicampeona. La estadounidense Jamie Anderson conquistó por segunda edición consecutiva el slopestyle de snowboard, al imponerse con una exhibición por demás avasalladora sobre sus oponentes.
La competidora de 27 años de edad exhibió su grandeza desde la primera de dos carreras en que constó la final, al registrar 83.00 puntos.