Última Copa para dos íconos

Redaccion
13/06/201800:00:20

El Mundial de Rusia 2018 será un parteaguas para la Selección Mexicana, ya que marcará el adiós de un ícono como Rafael Márquez, quien, a sus 39 años, jugará su quinta Copa del Mundo

Moscú, Rusia, (El Universal).—El Mundial de Rusia 2018 será un parteaguas para la Selección Mexicana, ya que marcará el adiós de un ícono como Rafael Márquez, quien, a sus 39 años, jugará su quinta Copa del Mundo.
Márquez ya se retiró en varios clubes, lo hizo con su amado Atlas, y al terminar el Mundial colgará definitivamente los botines.
Otro que dirá adiós al Tricolor, que no a la profesión, será Oribe Peralta, a sus 34 años el “Cepillo” ha anunciado su retiro del combinado nacional después de la justa de Rusia.
Se van dos piezas claves… ¿cuántos más?
Tomando en cuenta la edad, por encima de la capacidad, otros jugadores podrían estar en su última Copa del Mundo, lo que dejaría algunos huecos en la Selección, huecos que serán difíciles de llenar no sólo por la jerarquía y nivel de juego de quienes los dejan, sino porque con la dificultad que tiene el futbolista mexicano de destacar hasta en su misma liga.
“Sí, para muchos de nosotros quizá sea nuestra última Copa del Mundo, quizá sea la última mía”, confesó Andrés Guardado, quien con el torneo ruso, cargara cuatro mundiales sobre sus hombros. Seguro se van dos: Márquez y Peralta, pero quizá se les unan más como los porteros mundialistas: Guillermo Ochoa, Jesús Corona y Alfredo Talavera.
Los tres ya pasan de los 30 años, y aunque la vida profesional del guardameta es más larga, alguno puede dar el paso al costado definitivo. En cuestión defensiva, Miguel Layún ya tiene 30 años, Hugo Ayala 31, están conscientes de que con los nuevos tiempos, la competencia con los más jóvenes será mucho más fuerte.
El adiós de históricos se acerca, el tiempo no perdona y el balón tiene que girar y el futbol debe de evolucionar.