Keniano Ekiru rompe récord

El Universal
27/08/201800:00:31

El africano recorre el Maratón de la CDMX en 2:10:38; en la rama femenil, la etíope Woda gana con 2:40:10

El Maratón de la Ciudad de México demostró por qué es uno de los mejores diez del mundo y el primero de Latinoamérica. Las más de 42 mil personas que se inscribieron, iniciaron el recorrido desde el Zócalo capitalino hasta el Estadio Olímpico de Ciudad Universitaria para seguir la misma ruta de los Juegos Olímpicos de 1968. Puestos de hidratación cada 2.5 kilómetros; sitios con servicio médico en caso de alguna emergencia; seguridad para todos los corredores durante todo el lapso de la competencia, y atletas de élite, graduaron al Maratón en su edición número 36. Los 42 kilómetros dieron momentos de alegría, tanto como desgarradores.

La principal: el keniano, Titus Ekiru, de 31 años de edad y parte del grupo de corredores de etiqueta oro de la IAAF, que invitó la organización, rompió el récord de ruta del Maratón de la Ciudad de México con un tiempo oficial de 2:10:38. El anterior récord fue impuesto en 2010 por el keniano naturalizado mexicano Hillary Kimaiyo. La segunda: el mexicano Juan Joel Pacheco Orozco, quien pasó del anonimato a dar la sorpresa con un tiempo de 2:1820. Ocho minutos más que Ekiru.

El originario de Torreón inicialmente estaba dispuesto a correr hasta los 30 kilómetros por razones personales. Pero al ser el único que le siguió el paso a los africanos, la gente lo motivó para que cambiará sus planes. “No pensaba siquiera terminarlo. Venía a correr de 25 a 30 kilómetros, pero cuando pasé la media maratón, pensé que iba volando y el apoyo de la gente me ayudó a repleantarme las cosas”, dijo Juan Joel, quien denominó este maratón como la carrera de su vida.

El Maratón de la CDMX fue su segundo en su corta carrera en el alto rendimiento. “En mi primer maratón me desmayé en el kilómetro 38. Me levantaron y llegué en 2 horas cuarenta minutos”, dijo el coahuilense que declaró que esto lo ayudará a continuar por el buen camino. El aciago momento fue para Grace Wambui. La keniata lideró de principio a fin la carrera en solitario.

A 8 kilómetros del final, en Avenida Insurgentes, una lesión provocó que tuviera que abandonar la carrera. Con un rostro completamente desolado y con signos de rabia, Wambui intentó retomar el paso en repetidas ocasiones. Finalmente, soltó el llanto frente a los curiosos que intentaron solaparla. La etíope Etaferahu Woda se adjudicó la prueba con un tiempo de 2:40:10.