Avalan decisión

El Universal
16/11/201800:00:10

El coach de los Rams agradece a la NFL enviar el juego del lunes de vuelta a LA, para evitar lesiones

Colorado Springs.— A casi dos mil kilómetros de casa, los Rams entrenan para el partido del próximo lunes contra los Chiefs, el que hasta antes del martes, pensaban sería en los 2, 250 metros de la altitud de la Ciudad de México. En la base militar de Colorado Springs, el coach de los Rams, Sean McVay, agradeció a la NFL trasladar el juego de México a Los Ángeles para evitar alguna lesión a sus jugadores, a causa del mal estado del campo del Estadio Azteca.

“Estábamos muy emocionados por jugar en México, pero fue una gran consideración de la Liga con nuestros jugadores. A pesar de todo lo que se gastó, poner a los integrantes del equipo en condiciones seguras y sacarlos de un campo que podría arriesgarlos, fue una decisión correcta”, declaró McVay.

La NFL y el Sindicato de Jugadores consideraron que la superficie irregular en el pasto “híbrido” del Coloso de Santa Úrsula, era un problema potencial de seguridad para los jugadores, al no tener el suficiente agarre en todas las zonas del emparrillado. Los Rams no jugaban un Monday Night en el Coliseum desde 1975, lo que será una celebración tanto para el equipo como fans.

“No nos vamos a quejar de jugar en el Memorial Coliseum”, continuó McVay. “Lo que hemos visto esta campaña, como locales, ha sido una gran prueba de construir un gran ambiente para crear ventaja en contra de los rivales”. El partido del lunes por la noche será el mejor en lo que va de la temporada, con dos organizaciones que tienen marca de 9-1 y aspiraciones de Super Bowl.

Esta es la primera vez que conjuntos con una sola derrota de diferentes Conferencias se enfrentan después de la Semana 10. Ambos equipos promedian 6.9 yardas por juego, lo que presagia un Super Bowl adelantado. Los Rams estarán en Colorado Springs hasta el sábado donde permanecen para evitar las contingencias de los incendios en el sur de California, b