Un empate que parece costoso

El Universal
08/02/201900:00:34

El Betis, sin Diego Lainez, pero con Guardado, pierde una ventaja de 2- 0

Sevilla.—Con un gol en tiempo de reposición, Valencia rescató el empate frente al Real Betis, en el duelo de ida de las semifinales de la Copa del Rey. Los verdiblancos se fueron adelante 2-0 con un gol olímpico, obra de Joaquín Sánchez al inicio del segundo tiempo, pero la constancia y velocidad de los visitantes sentenció la paridad. Mientras que Diego Lainez se quedó esperando una oportunidad en la banca, Andrés Guardado disputó los 90 minutos; al término del encuentro, el Principito aceptó que “la sensación no es buena tras dejar escapar un resultado positivo, que además dejaba la eliminatoria muy clara, pero queda la vuelta”. Si bien, a Guardado se le antoja “complicado ganar” en Mestalla, pidió “que nadie descarte” al Betis para estar en la final, pues tienen la motivación extra de que la final se disputará en el Benito Villamarín. “A veces hay que ser más inteligentes, cometimos muchos errores”, agregó el surgido del Atlas de Guadalajara.

Los aficionados del club bético resultaron los ganadores de este encuentro, ya que la asistencia de más de 57 mil fanáticos se convirtió en el récord histórico para el recinto andaluz, que tuvo la primera oportunidad de ver a Jesé Rodríguez con los colores de la institucción. El nuevo refuerzo ofensivo disputó 12 minutos. “Nunca tuvimos el partido controladísimo, pero sí tuvimos el balón durante mucho tiempo. Sin embargo, el Valencia te penaliza enseguida si cometes un error. En la primera parte cometimos unos cuantos y lo habíamos advertido, porque es un equipo muy paciente. Es —desde luego—lo mejor que tiene el Valencia, esa capacidad y velocidad para hacer daño con espacios”, resumió el técnico bético Quique Setién. La vuelta se jugará el 28 de febrero, sobre el césped del estadio Mestalla, en Valencia.