Todavía le falta potencia

El Universal
11/02/201900:00:36

La Máquina consigue un empate del averno toluqueño, que le sabe a poco

Toluca. —El empate (1-1) en el Nemesio Díez dejó fuera al Cruz Azul de la zona de Liguilla. La Máquina se ubicó en la novena posición, a una unidad del octavo lugar, ocupado por el América. El cuadro de Pedro Caixinha sigue sin convencer, a pesar de que por fin se vio algo positivo de Orbelín Pineda, uno de los refuerzos para el Clausura 2019, pero los delanteros no aparecen y Pablo Aguilar sigue siendo fundamental para que la defensa funcione. En un duelo muy peleado contra el Toluca, el Cruz Azul arrancó con potencia, mas a los pocos minutos perdieron la picardía en el ataque y entregaron el balón al rival, situación repetitiva en el resto del torneo. Después del primer tanto, La Máquina tuvo para hacer el segundo, pero Martín Cauteruccio, quien llegó a 714 minutos sin hacer gol, lo desaprovechó. Cuando los Diablos empataron, los cementeros se quedaron sin idea a la ofensiva. Los de La Noria tienen mucho por corregir y rápido, porque se terminó el primer tercio del certamen y se incrementaron las dificultades para escalar posiciones en la tabla. Pineda, después de cinco partidos sin demostrar, por fin respondió a las expectativas. La convocatoria a la Selección Mexicana lo revivió, además de que Caixinha lo acomodó por un costado en la cancha, en lugar del centro del campo, como lo hacía en el Guadalajara.

El volante empezó una jugada por el costado izquierdo, donde mandó un balonazo a Julio Domínguez, en calidad de lateral derecho. El zaguero filtró para Jonathan Rodríguez, quien tocó un centro ligero a Pineda, quien estuvo atento para empujar el balón al fondo de las redes. Después de cinco partidos, alguien más, que no fuera Elías Hernández, anotó a favor de los cementeros. El canterano de Morelia estuvo ausente en la convocatoria cementera, por una sobrecarga muscular. El Toluca marcó el del empate antes del medio tiempo, mas fue invalidado por una supuesta falta de Jonatan Maidana sobre Pablo Aguilar, quien tuvo el colmillo necesario para engañar al árbitro Francisco Chacón. Los Diablos también están necesitados de buenos resultados, a pesar de que el juvenil Adrián Mora igualó los cartones con un cabezazo al poste más lejano de José de Jesús Corona, para terminar con la mala racha escarlata de 345 minutos sin gol. A estos dos equipos les urgen mejores desempeños y puntería en el área, antes de que todo sea demasiado tarde.