Último Guerrero y Euforia, listos para jugarse el campeonato

El Universal
26/11/202022:31:28

Chocarán en la batalla estelar de este viernes en la Arena México, cita en la que también se disputará el torneo de la 'Leyenda Azul'

Dos meses después de haber dado positivo por Covid-19, un golpe que lo dejó fuera de la función de aniversario del Consejo Mundial de Lucha Libre, el Último Guerrero regresa este viernes a una cita estelar en la Arena México, para exponer el campeonato completo de la empresa.

Todo ha cambiado desde aquel 23 de septiembre, tanto, que su rival será Euforia, un luchador que solía ser su mejor aliado, aunque el rudo le ve el lado positivo al momento. “Qué bueno que me dejó como secuela una lucha de campeonato, y no como a otros compañeros, un pulmón dañado. Estoy completo porque esto (la pandemia) está muy serio, afrontar esta secuela y que ahí muera”.

Y su cuerpo, pese a los años que se azotado sobre el enlonado, le responde a la altura de la batalla en puerta. “Me siento al tiro, no voy a decir si llego cansado o no llego al cien, estoy muy a gusto, voy a estar listo para defender mi campeonato”.

Está tan acostumbrado a meterse en líos con sus ‘compañeros’, que la incipiente rivalidad con Euforia no lo sorprende. “Es un excelente luchador, de la mejor escuela, la de la Laguna. No hay traición, salimos de pleito un viernes en la Arena México y punto. La llamaría una rivalidad muy extraña, estar en contra de un personaje de tu mismo equipo le da una adrenalina especial a la lucha. Él quiere ser campeón y yo no quiero dejar de serlo. Ahí nos vemos”.

LA LUCHA DE SU CARRERA
Euforia tiene bien claro que medirse con su paisano, representa el combate más importante en su carrera. “Sin duda alguna, por el rival, por el escenario, por lo que se está jugando, así la catalogo yo también, la mejor lucha”.

La presión es fuerte, pero confía en la lona que ha recorrido para superar al que ha sido su líder por muchos años. “Desde que surgió este reto he estado en un nivel de estrés muy grande. Siempre he visto a la lucha libre como algo profesional, lo personal lo dejo afuera, me gustaría que él me lo dijera, y así lo podríamos arreglar. Pero si no puedes arreglar abajo platicando, lo puedes hacer arriba. Así me enseñaron”.

No se cierra tampoco a hacer las paces, pero será después de ceñirse el cinturón del CMLL. “Es una amistad de muchos años, si él cree que lo podemos arreglar estaría bien, por mi mente nunca pasó el dejar de ser parte del grupo, porque fuimos la primera generación de los Guerreros Laguneros, y siempre fui una persona que se preocupó por aportar algo al grupo, si lo piensa platicar adelante, pero si desea que la rivalidad siga, la vamos a afrontar como tal”.