Aseguran 261 kilogramos de carne en mercados públicos

Daniela Mayo
13/03/201800:00:59

Mediante operativos simultáneos en mercados públicos de Villahermosa, personal de la Dirección de Protección Contra Riesgos Sanitarios de la Secretaría de Salud aseguró cerca de 261 kilos de carne, debido a que los propietarios y/o encargados de expendios no acreditaron la legal procedencia del producto y que estuviera libre de Clembuterol. Roger Vázquez López, jefe […]

Mediante operativos simultáneos en mercados públicos de Villahermosa, personal de la Dirección de Protección Contra Riesgos Sanitarios de la Secretaría de Salud aseguró cerca de 261 kilos de carne, debido a que los propietarios y/o encargados de expendios no acreditaron la legal procedencia del producto y que estuviera libre de Clembuterol.
Roger Vázquez López, jefe del Departamento de Operación Sanitaria, informó que acudieron a carnicerías y expendios de vísceras de los mercados: “Gregorio Méndez”, de la colonia Reforma; “Miguel Orrico de los Llanos”, de Tamulté; “Tabasco Avanza”, de Atasta de Serra; “Noé de la Flor Casanova”, de la colonia José María Pino Suárez; y “Florentino Hernández Bautista, de “Gaviotas Norte”.
Durante las inspecciones diez establecimientos carecían de la documentación que comprobara que su producto provenía de matanzas autorizadas y del certificado TIF que acredita que esté libres de Clembuterol. Además de asegurar la carne, se suspendió a una carnicería debido a las malas condiciones del local, lo cual ponía en riesgo la salud de los consumidores, indicó.

MÁS IRREGULARIDADES EN CARNICERÍAS
Asimismo –prosiguió- se detectó irregularidades como falta de termómetros en las unidades de refrigeración, carencia de dispositivos para el control de fauna nociva y de protección a los focos en las áreas de expendio.
Vázquez López dio a conocer que en el municipio de Cárdenas realizaron el aseguramiento de 55 kilos de carne de un expendio, por los mismos motivos antes seña-
lados.
El funcionario reiteró que continuarán las supervisiones en todos los municipios, por lo que recomendó a los dueños y responsables de estos negocios tener a la mano: el aviso de funcionamiento, la guía de procedencia, factura de compra y el certificado de que la carne se encuentra libre de Clembuterol.
“Son inspecciones sorpresa que realizamos de manera aleatoria, amparados en la normatividad sanitaria vigente; en ellas el personal llega al establecimiento, muestra la orden de visita en la que aparecen los nombres de los verificadores (los cuales se identifican plenamente) y se procede a la revisión, por lo que en ningún momento se actúa arbitrariamente”, concluyó.