Inocente logra libertad tras dos años preso en el Reclusorio de Vhsa

Armando de la Rosa
07/09/201813:41:22

Una terrible historia de vejaciones y violaciones a sus derechos vivió el señor Antonio de Jesús Arias Hernández, quien estuvo preso en el Reclusorio de Villahermosa, acusado de un delito que no cometió y al final de dos años lo deja en libertad la Justicia Federal con el clásico: “Usted disculpe”. Ahora deambula buscando quien […]

Una terrible historia de vejaciones y violaciones a sus derechos vivió el señor Antonio de Jesús Arias Hernández, quien estuvo preso en el Reclusorio de Villahermosa, acusado de un delito que no cometió y al final de dos años lo deja en libertad la Justicia Federal con el clásico: “Usted disculpe”. Ahora deambula buscando quien lo apoye para recuperar su empleo y alguien que lo asesore a cómo contrademandar a los que injustamente lo acusaron.

DETENIDO EN AGOSTO 2016
La historia de Antonio de Jesús inicia en el mes de agosto del 2016 cuando la Policía lo detiene acusado de pederastia, y fue el Tribunal de Juicio Oral de la Región 9 del municipio del Centro la que le impone una sentencia de 15 años de prisión en la carpeta 125/2016, aun cuando no había pruebas contundentes en su contra.
Desesperado por esa injusticia pidió el apoyo de los magistrados del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), quienes tampoco escucharon su queja, y sin más trámites (como ya es costumbre) confirmaron la sentencia de 15 años de prisión.
Fue hasta el pasado 4 de septiembre, apoyado por su abogado Adolfo de la Rosa Guzmán, cuando el Tribunal Colegiado en una minuciosa revisión de su asunto descubrió que no había pruebas en su contra y decide otorgarle su libertad bajo el amparo 220/2018, luego de dos largos años preso injustamente y por los caprichos y miopías de los jueces de primera instancia.
Ahora don Antonio de Jesús inicia su peregrinar tratando de encontrar un empleo para alimentar a su familia, pagar sus deudas y sacudirse de esa terrible pesadilla.