“Pez diablo”, problema ecológico sin erradicar

Oscar Hernandez
23/03/201900:00:30

El Plecostomus habita en cardumen en los ríos, arroyos y lagunas, arrasando con los huevecillos de las especies en escamas nativas del Estado, acusan

Desde hace poco más de 16 años que apareció el “pez diablo” (Plecostomus) en Tabasco, las autoridades gubernamentales de los tres órdenes de gobierno no han hecho nada por erradicar el eminente peligro que representa esa especie en los cuerpos lagunares del territorio tabasqueño y en general en el Sureste del país.
Pescadores de la zona de los Aztlanes, encabezados por Armando Valencia Ruiz y Rigoberto Juárez Marenco, denunciaron que esa especie que camina en cardumen en los ríos, arroyos, canales y cuerpos lagunares a su paso han exterminado poco a poco con los huevecillos de las especies en
escamas nativas de la entidad.
“Ninguna de las instancias de los tres órdenes de gobierno ha puesto atención en el sector pesquero, ya que la población del ‘pez diablo’ o Plecostomus se ha convertido en un problema ecológico en todo el territorio tabasqueño y en los estados de Campeche, Veracruz, Chiapas y Guerrero”, señalaron.

HAY PROYECTOS VIABLES
En Tabasco existen especialistas con proyectos viables y certificados para la captura de esa especie e industrializarlo para la producción de harina, aceite, fertilizantes, Omega 3, Omega 6, entre otros, pero no han aparecido los empresarios o inversionistas para arrancar o poner en marcha ese tipo de negocio.
El problema ecológico en que se ha convertido el “pez diablo”, a como lo conocen los pescadores organizados, quienes se lamentan que esa especie ha terminado con la reproducción en escamas nativas de la entidad y sus respectivas redes, por lo que muchos hasta han tenido que abandonar esa actividad porque las instancias gubernamentales se han hecho de los “oídos sordos” para enfrentar ese problema que existe en Tabasco y en particular en todo el Sureste mexicano.