El gigantesco buey que está adquiriendo fama internacional

Xavier Jasso
28/11/201815:15:42

El enorme bovino serviría para hacer más de 4.000 hamburguesas, pero su dueño no tiene pensado enviar al nuevo orgullo nacional al matadero.

A sus siete años, con sus 1,94 metros de altura, Knickers está considerado el bovino más alto de Australia y uno de los mayores del mundo (según el libro Guinness, el récord mundial lo ostenta el italiano Bellino). Para tener la misma altura que la exestrella de NBA Michael Jordan (que también era un ‘bovino’, de Chicago Bulls) le faltan solo unos cuatro centímetros.

Pesa cerca de 1.400 kilos, más que un Mini Cooper, y es el doble de ‘pesado’ que un representante promedio de la raza Holstein-Friesian. Podría servir para hacer más de 4.000 hamburguesas, pero su dueño Geoff Pearson, de Lake Preston (suroeste de Australia), no tiene pensado enviarlo al matadero. Debido a su excesivo tamaño, el bovino no entra en una procesadora.

Pearson explicó a ABC News que Knickers es útil en la granja, ya que ayuda con el ganado: una vez que está en el prado, se convierte en una especie de imán y todos los demás se acercan a él. “Siempre que quiere levantarse y empezar a pasear, quedan pistas de cientos de bovinos que lo siguen. Todos sabemos cuándo Knickers está en marcha”, comentó.

Knickers recibió su inusual nombre –en español significa Bragas– por andar junto con su amigo íntimo, un bovino llamado Brahman, o simplemente Bra. Así en la granja surgió su propio conjunto: Bra y Bragas.

El buey ha acaparado la atención mediática y se ganó el amor de los usuarios de las redes sociales, haciéndose famoso mucho más allá de las fronteras de su país natal. Pearson ha recibido llamadas desde Nueva Zelanda, Canadá, Reino Unido y Estados Unidos, y ahora Knickers luce en muchos medios.

con información de RT