Así luce el patrimonio cultural de Venecia tras inundación

El Universal
14/11/201920:56:28

La Basílica de San Marcos presentó daños, en especial en el área de criptas; el agua incluso alcanzó a un grafiti del artista callejero Banksy

Venecia, la ciudad de los canales y Patrimonio de la Humanidad, se inundó en la noche de ayer a causa de un aumento de la marea de 187 centímetros, el nivel más alto en más de medio siglo, desde que en 1966 se alcanzaran los 194 centímetros.

El ministro italiano de Cultura, Dario Franceschini, dirige hoy una unidad de crisis para controlar posibles desperfectos causados por el agua pero también para asegurar los edificios dañados.

Agentes de la Policía, bomberos y de Protección Civil, así como técnicos del Ministerio, empezaron hoy una primera supervisión de la que emergen las primeras informaciones sobre el estado patrimonial.

venecia_basilica_san_marcos_2.jpg
Así luce el interior de la Basílica de San Marcos tras la inundación que sufrió a causa del aumento de la marea en Venecia. EFE/EPA/ANDREA MEROLA

LA BASÍLICA DE SAN MARCOS, PALACIOS Y OTROS EDIFICIOS

Toda la atención se centra en la basílica de San Marcos, símbolo de la Cristiandad y que acoge en su interior dorados mosaicos de estilo bizantino, mármoles, esculturas y el “tesoro” del santo, joyas, orfebrería en plata y oro, cristales y piedras preciosas.

Una de las imágenes más impactantes de estas inundaciones ha sido la de la cripta de la basílica completamente anegada hasta los 120 centímetros de altura, y los técnicos emprendieron hoy su primera valoración sobre el estado del lugar, ya seco.

venecia_basilica_san_marcos_3.jpg
Imagen de los daños que presentó la cripta de la Basílica de San Marcos tras la inundación. Foto: EFE/EPA/ANDREA MEROLA

Por el momento, el procurador del templo, Carlo Alberto Tesserin, explicó que en esta ocasión el agua irrumpió por las ventanas y confirmó daños en las tumbas de los patriarcas sobre todo por la absorción de la piedra del agua salada y sucia de la marea.

Por otro lado, el imponente palacio Ducal, sede del poder en tiempos de la Serenísima República, también ha sufrido inundaciones en sus pisos bajos y permanecerá cerrado hasta mañana mientras se limpia y se llevan a cabo las pruebas de seguridad.

Los gestores de este edificio gótico, que se asoma a la laguna, apuntan que las obras de arte y colecciones que alberga “están al seguro y no han sufrido daños”.

La plaza de San Marcos, cuya imagen inundada como una piscina queda ya para la posteridad, también ha visto como sus históricos cafés y restaurantes sufrían los estragos del avance del agua.

Los técnicos supervisaron la zona y alertan de que “la infiltración de agua salada y sucia puede desatar fenómenos de degradación acelerada en los materiales de los muros y de las superficies arquitectónicas”, según se lee en un comunicado.

LOS MUSEOS, CORAZÓN DE UNA CIUDAD DE CULTURA

Desde el Ministerio de Cultura se confirma que no se registran problemas para el patrimonio cultural móvil, es decir, las obras y colecciones de arte custodiadas por los museos, archivos y librerías estatales que configuran el alma cultural de la ciudad.

Sin embargo los edificios en los que se encuentran, generalmente antiguos y de gran valor histórico, sí han sufrido desperfectos, sobre todo en sus redes eléctricas e hídricas y en sus superficies.

 

El Museo Guggengeim, en el Gran Canal y con importantes piezas de las vanguardias del siglo XX, informó que sus obras no han sufrido daños pero sí las áreas más bajas del edificio, la taquilla y la tienda, por lo que cerrará sus puertas al menos hasta hoy jueves.

La Bienal de Arte anunció que sus obras tampoco sufrieron grandes daños, por lo que ha podido reabrir hoy sus exhibiciones en el Arsenal después de haber cerrado ayer miércoles.
El Museo de Historia Natural, en el Gran Canal, estará cerrado hasta el sábado mientras se limpia, y el Museo Correr, sobre la historia de la ciudad, ya ha reabierto pero no se pueden usar los ascensores ni visitar el apartamento de la emperatriz de Austria-Hungría, Sisi.

INSTITUCIONES CULTURALES

En el histórico Teatro La Fenice, el agua ha causado desperfectos en la taquilla y ha anegado su sótano, donde se encuentra toda la instalación eléctrica y técnica de este icono de la ópera.

Por ello se han cancelado los ensayos para la próxima apertura de la temporada lírica, prevista para el próximo 24 de noviembre con el “Don Carlo” de Giuseppe Verdi, así como los conciertos hasta el próximo domingo.

El Teatro, que data de 1792, ha publicado un vídeo en sus redes sociales donde muestra el interior del edificio, y donde se aprecia que no ha sufrido grandes daños y la iluminación funciona.

La marea ha afectado también al Auditorium Santa Margherita, edificio del siglo IX de gran valor artístico y perteneciente a la Universidad de Venecia Ca’ Foscari, que cancelado un concierto esta noche y otro previsto para el próximo domingo.

banksy_venecia.jpg
Un grafiti del artista callejero Banksy también se vio afectado por la marea alta en Venecia. Foto: EFE/EPA/ROSANNA CODINO

Otros iconos de la ciudad son la Libreria “Acqua Alta”, famosa por tener siempre sus libros sobre cajas para que no se mojen, y que ha quedado destrozada, así como la estatua de la Partisana, dedicada a las mujeres que enfrentaron el Fascismo, y que terminó en el agua.

Ante la fragilidad de una de las joyas de la arquitectura bizantina, el gobierno convocó para el 26 de noviembre una reunión del comité especial sobre Venecia para analizar a fondo sus problemas de infraestructuras.