Pedro Infante: Las teorías sobre la muerte del “ídolo de México”

Redaccion
18/11/201920:41:54

Durante años se rumoró que Pedro Infante no había muerto en 1957, y que se encontraba escondido en Chihuahua. Aquí te contamos cómo surgió este mito…

Pedro Infante murió el lunes 15 de abril de 1957 en un accidente aéreo ocurrido en la ciudad de Mérida, Yucatán. Junto con el sinaloense perdieron la vida otras tres personas: el piloto Víctor Manuel Vidal Lorca, el mecánico Mariano Bautista y Ruth Rossel, quien tendía ropa en el patio de su casa, donde cayó el avión.

Al parecer, su suerte ya estaba echada, pues un día antes intentó viajar en una aerolínea comercial hacia la Ciudad de México, pero no encontró boleto. Pedro Infante decidió copilotar una aeronave de Transportes Aéreos Mexicanos (Tamsa), pero perdió altitud a los 10 minutos de despegar, cayó y explotó calcinando completamente a los tripulantes.

El cuerpo de Pedro Infante sólo pudo ser identificado gracias a que llevaba una supuesta pulsera de oro, además de la placa metálica que tenía en la cabeza, debido a un accidente aéreo sufrido en años anteriores.

Obviamente no se mostraron fotos del cuerpo sin vida del oriundo de Guamúchil, debido a las condiciones en las que perdió la vida, por lo que comenzaron a circular algunas teorías sobre su muerte, las cuales pusieron en duda cómo sucedió el accidente, e incluso, se dijo que ¡seguía vivo!

El mito sobre la muerte de Pedro Infante

Respecto a la muerte de Pedro Infante se tienen algunas teorías, pero hay una que señala que a mediados de la década de los 50, el actor se involucró con la amante de un político de la época, quien al enterarse de la relación, lo habría mandado asesinar. Incluso hubo personas que aseguraban que el político era el ex presidente Miguel Alemán, pero todo quedó en un rumor.

Los sujetos que fueron contratados para quitarle la vida al “ídolo de México”, de último momento se arrepintieron y decidieron secuestrar al actor, así lo mantendrían con vida y ganarían dinero. Para esto, idearon un meticuloso plan… Provocarían un accidente aéreo para hacerle creer al político que los había contratado, y al pueblo de México, que Pedro Infante había perdido la vida en ese percance ocurrido en la ciudad de Mérida, el 15 de abril de 1957.

Se menciona que los restos de los otros dos tripulantes de la aeronave, el piloto y el mecánico, no pudieron ser identificados a plenitud, pues en aquella época no existían los análisis de ADN.

Pedro Infante ¿vivo?

Luego de su supuesta muerte, el protagonista de Nosotros los pobres habría vivido en el anonimato durante muchos años.

Hay quienes dicen que vivió en la región de la Huasteca de Veracruz, otros, que habitó en la sierra de Chihuahua, donde desempeñó varios oficios. En esta entidad habría conocido a una familia que le prestó los apellidos Hurtado Borjón, y posteriormente obtuvo un acta de nacimiento falsa que avalara su nueva identidad.

Pero la leyenda no termina aquí… cuando falleció el político que presuntamente había ordenado la muerte Pedro Infante, comenzó a circular la imagen de un cantante de edad madura, cuya voz y físico eran muy parecidos a los del “ídolo de México”; se hacía llamar Antonio Pedro.

Tan grande era el parecido que no faltaba quien se le acercara a preguntarle abiertamente si él era Pedro Infante, situación que dicho artista no confirmaba, pero tampoco desmentía, quizás por miedo a las represalias de la familia del político que lo despojó de su carrera artística.

Antonio Pedro y Pedro Infante. (Fotos: YouTube y El Universal)

En una entrevista televisiva, se le preguntó a Antonio Pedro de dónde era originario, a lo que él se limitó a responder que era “de un pueblo del norte”, lo que despertó aún más las sospechas sobre la verdadera identidad del cantante.

En 2014, Antonio Pedro Hurtado Borjón falleció y fue enterrado en el Panteón Municipal de Delicias, Chihuahua, y cada 15 de abril, cientos de personas visitan su tumba, convencidos de que se trataba de Pedro Infante.