¿Por qué 1.5 metros bastan para estar a salvo de Covid-19?

El Universal
25/03/202020:43:03

Las gotas que secretamos no van nunca más allá de un metro, entonces cuando nos encontramos un metro y medio de distancia estamos a salvo de contagios, sin la necesidad de uso de mascarilla

Durante la propagación del brote de Covid-19, México ha establecido medidas de prevención para el control de la pandemia, la cual ya se encuentra en fase dos en nuestro país. El control del virus se ha concentrado, principalmente, en la exhaustiva higiene y el distanciamiento social.

La “sana distancia” debe respetar el espacio entre las personas con un alejamiento de un metro y medio, especialmente, cuando nos encontramos en espacios públicos, el área laboral y en el hogar, en caso de que los integrantes del núcleo familiar presenten alguna afección respiratoria.

Cristian Morales Fuhrimann, representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y Organización Mundial de la Salud (OMS), explicó la razón por la cual la distancia de un metro y medio es más que suficiente para evitar la transmisión de persona a persona.

“La enfermedad por Covid-19, se transmite a partir de gotas que una persona infectada dispersa al hablar, al toser y al comunicarse. Estas gotas no van nunca más allá de un metro, entonces cuando decimos una distancia de un metro y medio, nos estamos poniendo a salvo”, aseguró en entrevista con el Centro de Información de las Naciones Unidas en México (CINU México).

Esta precaución reemplaza por completo el uso de mascarillas en caso de no estar infectados, porque los cubrebocas cumplen la función de evitar que las gotas que secretamos se expandan en el medio ambiente y en quienes nos rodean. Por ello Morales Fuhrimann asegura que la distancia social es mucho más efectiva que utilizar una mascarilla.

“Quienes tienen que usarlas son las personas positivas para el nuevo coronavirus; las personas que están atendiendo las necesidades de la persona que está infectada, es decir, los familiares si es en el entorno domiciliario; y el personal de salud si es en el entorno hospitalario”, explicó.

Otra de las medidas tiene que ver con cumplir las consignas impuestas por las autoridades en relación con la suspensión o anulación de eventos públicos en diversas partes del país.

Mantenerse en casa, cuando las exigencias profesionales no requieran efectuar los labores en las instalaciones de oficina, también contribuirá en apaciguar la transmisión del SARS-CoV-2, comentó el representante de la OPS y OMS.

Mencionó que la implementación del cierre de las escuelas, ha sido una decisión importante, con el recordatorio de que los infantes no son necesariamente los más vulnerables ante la enfermedad pero no significa que están totalmente a salvo, además pueden efectuar contagios.

“Cuando vamos a dejar a los niños a la escuela ocupamos el transporte público o tenemos que de todas maneras interactuar más con la comunidad y eso evidentemente aumenta los riesgos de transmisión de la epidemia. Entonces esa es otra gran medida importante que hay que implementar y respetar”, puntualizó Morales Fuhrimann.