Refundar al PRI como “Patria Nueva”

Daniel
11/07/201800:00:46

Análisis a fondo para cambiar las siglas del partido, tras resultados del 1 de julio y las tres derrotas consecutivas en Tabasco, propone

El ex secretario de gobierno y representante electoral del PRI ante los órganos electorales, Juan Carlos Castillejos Castillejos, consideró ayer que después de los resultados electorales del 2018 y las tres derrotas consecutivas en Tabasco su partido debe hacer una reflexión profunda para refundarse y analizar el cambio de nombre en sus siglas, a como lo sugirió en 1969 Carlos Alberto Madrazo Becerra: “Partido Patria Nueva (PPN)”.
Castillejos Castillejos consideró que desde Tabasco el PRI debe hacer una reflexión profunda interna y un recuento de todo lo que pasó el 1 de julio, y dentro de esta revisión se debe analizar a fondo cambiar las siglas del partido.
Apuntó que esto implica reflexionar si las siglas del PRI ya están muy gastadas. “Sí hay que cambiarlas, sí hay que renovar los documentos básicos, sí hay que adecuarnos a los nuevos tiempos en materia de propuestas ideológicas, de reflexión. Cuando los documentos básicos se hicieron por primera vez, lógicamente había una filosofía y una educación, y ahorita son distintas; si uno no se adecúa no va a embonar con lo nuevo”, expresó.
Comparó que así como el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, habla de una cuarta transformación del país, entonces el PRI puede hacer su cuarta transformación. “Debemos recordar que primero fue PNR, PRN, luego PRI; y ahora pudiéramos pensar en paralelo una nueva renovación del partido, incluso hasta en otro nombre”, sostuvo.
Recordó que hace algunos años, previo a la Asamblea Nacional, la candidata Gina Trujillo había planteado esa posibilidad, no fue escuchada; otro fue cuando el ex gobernador tabasqueño Carlos Madrazo quiso cambiarle el nombre al partido, él pensaba en el Partido Patria Nueva, hubo intentos de cambio de nombre a su partido.
Destacó que éste puede ser el momento, “pero serán los propios militantes quienes tengan que decidir, ya que no lo puede decidir un solo dirigente ni una organización ni la estructura nacional; hay que escuchar a la militancia desde abajo hasta arriba y en base a eso sacar el consenso. Si los colores se mantienen, si las estructuras de las formas que están organizadas son funcional, o cambiar también la cantidad de consejeros políticos”.