PRD prepara dirigencia

Daniel
12/01/201900:00:43

El relevo de la nueva dirigencia estatal está a cargo de la Dirección Nacional Extraordinaria

El representante del PRD ante los órganos electorales, Javier López Cruz, señaló que el relevo o la conformación de la nueva dirigencia del Sol Azteca está en manos de la nueva Dirección Nacional Extraordinaria del PRD, quien tendrá a su cargo la designación de los cinco perredistas que encabezarán la dirigencia provisional en Tabasco.
López Cruz, quien no descartó que sea incluido el propio Darvin González Ballina, actual dirigente interino, como parte del proceso de reorganización partidista que deberá dar inicio este año para renovar formalmente a su partido.
Dijo que una vez entrada en vigor la reforma estatutaria se conformó el órgano directivo del partido al nivel nacional e integrado por Ángel Ávila, Estefanía Santiago, Adriana Díaz, Fernando Belaunzarán y Karen Quiroga. “La Dirección Nacional está analizando los perfiles de quiénes son los que podrían integrar las direcciones en cada entidad, incluyendo Tabasco, cuya única funcionalidad y vigencia estará marcada por la conclusión del proceso interno de renovación”, dijo.
Indicó que será esta dirigencia nacional, electa hace unos días, quienes tendrán la tarea de instalar como cuerpo colegiado las dirigencias estatales extraordinarias en cada uno de los estados que trabajarán de manera provisional, en lo que se lleva a cabo el proceso de renovación. “La Dirección Nacional está analizando los perfiles de quiénes son los que podrían integrar las direcciones en cada entidad, incluyendo Tabasco, cuya única funcionalidad y vigencia estará marcada por la conclusión del proceso interno de renovación”, apuntó.
López Cruz consideró que dentro de los cinco posibles a conformar la Dirección Estatal Extraordinaria figura Darvin González Ballina, sobre quien pesó la organización del pasado proceso electoral. “Puede ser integrante el mismo dirigente interino, pero también hay otros cuadros representativos. Lo que sí es un hecho es que el órgano de dirección estatal estará conformado por cinco personas que decidirán la política a implementar en relación con el gobierno los demás partidos y organizaciones de la sociedad civil.