Austeridad sin reducción de sueldos, en el IEPCT

Lorena del C Hernandez
31/01/201900:00:42

Los consejeros electorales aprobaron medidas, pero sin tocar sus salarios

El Consejo Estatal del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Tabasco (IEPCT) instruyó a la Junta Estatal Ejecutiva la implementación de un programa de medidas de racionalidad, austeridad y disciplina presupuestaria; pero no contempla reducción salarial a los consejeros electorales, la cual fue aprobado por unanimidad en sesión ordinaria.
De acuerdo al tabulador de sueldos del 2019 los integrantes del Consejo Estatal: Maday Merino Damián, Claudia del Carmen Jiménez López, José Óscar Guzmán García, Juan Correa López, David Cuba Herrera, Víctor Humberto Mejía Naranjo y Rosselvy del Carmen Domínguez Arévalo tienen una percepción bruta de 142 mil 797 pesos con 30 centavos, pero ya con descuentos terminan con un salario neto de 96 mil 200 pesos con 54 centavos.
Los consejeros electorales además tienen asignado un vehículo para transportarse y en algunos casos hasta chofer, incluso dentro de sus prestaciones se encuentran vales de despensa y de gasolina que mensualmente reciben.
Actualmente los integrantes del Consejo Estatal tienen una percepción superior a la de un diputado local, y sólo 16 mil pesos menos de lo que percibe el Presidente.
De acuerdo con el proyecto aprobado por unanimidad las medidas concretas que se pondrán en práctica estarán relacionadas con la disminución de los gastos en este organismo público en cuanto a servicios personales, servicios materiales y suministros y servicios generales.
En aras de enfrentar la situación económica complicada por la que atraviesa el país y particularmente el estado de Tabasco, el organismo considera necesaria la implementación de medidas que contribuyan a elevar la racionalidad, austeridad y disciplina presupuestaria.
De tal modo que mejore sus condiciones financieras, a fin de cumplir con sus planes de trabajo, programas y proyectos establecidos para el presente año.
Para ello la Junta Estatal deberá llevar a cabo un estudio minucioso para identificar plenamente los planes y proyectos cuya realización resulta preponderante, además de los gastos prioritarios que garanticen el funcionamiento operativo y administrativo de este Instituto Electoral durante el ejercicio fiscal 2019.
Y posteriormente determinar las medidas concretas que se pondrán en práctica a efecto de atender la necesidad de promover la disminución de los gastos en este organismo público en cuanto a servicios personales, servicios materiales y suministros y servicios generales.
En atención a la necesidad de aplicar a la brevedad posible las medidas de racionalidad, austeridad y disciplina financiera, la Junta Estatal Ejecutiva tendrá un plazo improrrogable de diez días hábiles para determinar las medidas idóneas que permitirán a este instituto generar economías en el ejercicio de los recursos.