Refinería será una realidad, sí o sí: Manuel Rodríguez

Manuel Torres
31/07/201901:10:17

Contra lo que señalan los críticos, el proyecto de refinación que se construye en Paraíso cumple todas las exigencias que marca la Ley, afirma

Pese a las resistencias, la nueva refinería de Dos Bocas será una realidad, sí o sí, porque lo que está en juego es la seguridad energética de México, sentenció Manuel Rodríguez González, presidente de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados federal.
Aseveró que contra lo que señalan los críticos, el mega-complejo de refinación que se construye en Paraíso cumple las exigencias que marca la ley en todos los aspectos, incluido el ambiental.
Manuel Rodríguez recomendó que en lugar de insistir en un debate que tenga como punto de partida visiones negativas, la discusión debería centrarse en los beneficios que el proyecto dejará para México.
La nueva refinería de Dos Bocas, sostuvo, es clave para la recuperación de la industria petrolera nacional y revertir el grave escenario de dependencia energética que vive el país.
El presidente de la Comisión de Energía en San Lázaro advirtió que, en la actualidad, México importa de Estados Unidos 8 de cada 10 litros del consumo diario a nivel nacional, así como el 94 por ciento del gas.
“Afrontamos una dependencia energética total”, alertó, y reiteró el riesgo que ello significa para la viabilidad de nuestra nación.
La pregunta que está en el aire, reflexionó, es qué pasaría si nuestro principal proveedor que es Estados Unidos se decidiera a cerrar la llave; allí está la clave de la importancia del Plan Nacional de Refinación trazado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, que incluye a la nueva refinería y la reconfiguración de las seis existentes, visualizó.
Manuel Rodríguez sostuvo que el desastre heredado por el viejo régimen en el sector energético fue provocado porque “el negocio estaba en las importaciones”.
Esto se confirma, prosiguió, porque a la par se dejó caer la producción, se descuidó el sistema nacional de refinación –que hoy opera apenas al 38 por ciento de su capacidad– y no se desarrolló una red de almacenamiento para atacar cualquier crisis de desabasto.

COMPROMISOS DE CAMPAÑA CUMPLIDOS
En entrevista, el representante popular de la Nación recalcó la postura de los grupos parlamentarios de Morena en el Congreso de la Unión de brindar, a través de la agenda legislativa, un acompañamiento a las políticas del presidente Andrés Manuel López Obrador para vencer inercias e intereses.
Acentuó que la Cuarta Transformación implica un cambio de régimen, con cero corrupción e impunidad, una visión distinta de la inversión desde el gobierno para favorecer a los más vulnerables, abatir la pobreza y desigualdad, y generar mayores oportunidades para todos.
“Es una transformación de fondo, donde todos somos iguales y no hay mexicanos de primera ni de segunda”, enfatizó.
Tras subrayar los avances de la agenda legislativa en el primer año de ejercicio constitucional de la 64 Legislatura de la Cámara Baja del Congreso de la Unión, Rodríguez González defendió el esquema de “borrón y cuenta nueva” y la tarifa 1F –la más económica de todo el sistema eléctrico nacional– otorgados a Tabasco.
“No fue una cuestión de gracia, sino de justicia para un estado con el que el país mantiene una gran deuda por toda la riqueza energética que durante décadas ha aportado al desarrollo nacional”, puntualizó.
Aseguró que ambos son compromisos cumplidos que Morena enarboló en campaña, particularmente por parte del Presidente de la República y en Tabasco por el gobernador Adán Augusto López Hernández.
El diputado tabasqueño mencionó que pese a sus grandes riquezas naturales y todo lo que aportan al país, nuestro estado y el sureste en su conjunto afrontan rezagos ancestrales.
No es fortuito que el jefe del Ejecutivo federal haya volteado a ver hacia esta región. Llegó el tiempo de balancear el desarrollo para acortar la brecha entre un norte y un centro desarrollado, y un sur-sureste marginado y rezagado, concluyó.