‘Compromisos de año se cumplirán’

Lorena del C Hernandez
23/09/202022:22:12

Reitera el gobernador Adán posibilidad de un empréstito cumplir con prestaciones a burócratas

El gobernador Adán Augusto López Hernández estimó que Tabasco tendrá un cierre presupuestal sin sobresaltos en 2020, por lo que los pagos de nómina y prestaciones para la burocracia, así como a proveedores de bienes y servicios del Gobierno Estatal, serían finiquitados en tiempo.
Expuso que, pese a los recortes presupuestales previstos por el Gobierno Federal, la administración estatal tiene lista una proyección financiera y de esa forma cumplirá con el pago de salarios y prestaciones, como de contratos”.
“(El Gobierno del Estado) no va a esperar a que el flujo normal de recursos nos llegue el 30 de diciembre, cuando ya se venció el plazo para el pago de aguinaldos y para el cierre de año, proveedores y todo”.
El mandatario dejó abierta la posibilidad de recurrir a algún tipo de instrumento financiero para enfrentar el cierre del ejercicio.
“Nosotros seguramente vamos a volver a recurrir para cerrar el fin de año bien, para pagar anticipadamente prestaciones a la que los trabajadores tienen derecho que es la única eventualidad que nosotros debemos de cubrir”, consideró.
Adelantó que será hasta la semana entrante cuando se reúna, aquí, con el secretario de Hacienda, para revisar conjuntamente con las autoridades estatales las necesidades de presupuesto e inversión locales.
Dijo que, en la reciente reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores con el titular de la SHCP, fueron revisados temas de la situación presupuestal y en algunos casos, abundó, “ya se analiza individualmente cómo va cada Estado en el Proyecto de Presupuesto, además de su disposición presupuestal para el cierre 2020”. En el caso de Tabasco, adelantó que se cuentan con recursos propios para iniciar a fin de año el distribuidor vial de Guayabal, además de la reconstrucción y pavimentación del boulevard Luis Donaldo Colosio, en Las Gaviotas.

En pie oferta de 1.5% de aumento a burócratas
López Hernández remarcó que el Gobierno se mantiene en su postura de ofrecer un aumento al salario base del 1.5 por ciento, porque la situación financiera del Estado es complicada.
“Ellos están en su derecho si deciden parar (labores); nosotros vamos a hacer un esfuerzo para que haya un acuerdo que beneficie a las partes”, dijo.
Señaló que el tema del Impuesto Sobre la Renta (ISR) también está deteniendo las negociaciones debido a que antes el Gobierno absorbía ese descuento, cuando debe ser cada trabajador quien lo asuma y eso tiene que cambiar. Indicó que la negociación con el SUTSET se encuentra “empantanado” por el pago del ISR.
Reiteró de que acuerdo con un dictamen del Órgano Superior de Fiscalización del Estado (OSFE) y la Auditoría Superior de la Federación (ASF) es una irregularidad que el Gobierno Estatal pague este gravamen, pues debe ser un pago personalizado del mismo trabajador.
“Yo creo que al paso de los años se tiene que revisar; si le preguntamos a la mayoría de los tabasqueños, cualquier empleado recibe entre 15 y 30 días de aguinaldo; aquí con los burócratas estamos en un caso único en el país porque hablamos de 85 días de aguinaldo”.
Sin embargo mencionó que las secretarías de Finanzas y de Administración e Innovación Gubernamental siguen negociando el incremento salarial con el sindicato mayoritario del Estado.