Solicita Conagua a CFE dé tregua inmediata a Tabasco

Lorena del C Hernandez
25/11/202023:41:30

Blanca García Cisneros lanza llamado a la Comisión Federal de Electricidad para que disminuya el nivel de turbinación de las presas del Alto Grijalva. La funcionaria federal admite que la turbinación no ha bajado pese a la petición presidencial

La titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Blanca Jiménez, solicitó de manera formal a la empresa productiva Comisión Federal de Electricidad (CFE) bajar el desfogue del sistema de presas, y ello permitirá que la planicie de Tabasco pueda recuperarse; donde destacó que el organismo que preside busca trabajar en equipo para evitar mayores daños.
La funcionaria federal aseguró que se tienen que realizar los trabajos hidráulicos porque es compleja la situación, pero el propósito es apoyar a la sociedad.
Por ello la funcionaria federal pidió tregua a la empresa productiva CFE que regulen el manejo de la presa “Peñitas” para que la planicie tabasqueña pueda recuperarse, ya que la turbinación no ha bajado.
“Es una cosa que se está tratando. El tema es mucho más complejo de lo que se platica. Nuestras recomendaciones han sido que nos ayuden, por favor, a que se reorganice el sistema hidráulico.
“Si se sobrevuela la zona, se ve que los ríos y lagunas están todos revueltos, entonces se debe bajarle al agua del sistema”.
Por lo cual dijo que las peticiones para bajar la turbinación, en lo que ella entendió, debe ser de inmediato.
Al cuestionarla si la CFE y sus directivos siguen haciendo lo que se les da la gana, esto respondió:
. “No sabría decirle eso. Se nos pide que trabajemos mucho en equipo, y estamos en la mejor disposición de colaborar con la CFE para darle la información necesaria para proteger a la gente”.
Blanca Jiménez, titular de la Conagua, advierte que el desfogue no ha bajado y se requiere para atender la emergencia.
Por lo cual se lanzó un llamado a la Dirección de la CFE para que dé tregua a la planicie tabasqueña y disminuya el nivel de turbinación de las presas del Alto Grijalva.
Reconoció que 2020 ha sido un año atípico para el país y para los temas que atiende su dependencia, ya que el Covid-19, los sismos que ocasionaron daños en presas, los huracanes y las lluvias han complicado la operación. Y particularmente en Tabasco calificó la temporada como inusual, pues la precipitación acumulada fue histórica, aunque se estima que ésta pudiera comenzar a estabilizarse.
“Estamos en una temporada intensa, no estamos ante un fenómeno, sino que tenemos una serie. Esto ha permitido ver las necesidades adicionales de manejo de infraestructura, que está diseñada para un evento hidrometeorológico y hubo tres”, señaló. “Hubo una muy buena actuación de la infraestructura, pero por otra es necesario prever cosas a futuro, porque ésta es una zona propensa a muchos fenómenos. Después de esto el SMN señala que la temporada comienza a calmarse. De todas maneras, estamos atentos”.
Se indicó que para los siguientes tres o cuatro días no estamos esperando precipitaciones, tampoco en el norte de Chiapas; sin embargo para el 29 (de noviembre) es muy probable que ingrese un nuevo frente frío, que baja a la región, con algunas precipitaciones entre 75 a 150 milímetros, de manera puntual en la zona de La Sierra, La Chontalpa y Los Ríos.
Por ahora el único problema que se prevé que se presente para la tarde de este jueves es el escurrimiento de agua hacia Jonuta y Tenosique, proveniente del Usumacinta, que podría ocasionar más daños a las comunidades aledañas a los afluentes.
“Hoy precisamente nos mencionaban que en cerca de 30 horas llegue el pico. La situación no va a ser tanto para las cabeceras, porque ahí hay bordos de Conagua en Jonuta y Tenosique. Se ve mucho más complicado en las pequeñas comunidades que están en las márgenes de los ríos, que están prácticamente inundados.
“Mucha gente no se quiere salir. Es un reto para la atención, porque para nosotros es más fácil atender una ciudad que está concentrada; pero cuando están dispersas y las vías de comunicación afectadas, es mucho más complejo”.
Ante lo pronosticado y el trabajo de bombeo en las distintas colonias, Blanca Jiménez consideró que en diez días Villahermosa quede libre de agua encharcada.
“En todos los puntos a donde puede haber bombas ya están puestas. Está tardando mucho en bajar el agua, por lo que trajimos un equipo con tubos de succión. Es desesperante, viviendo aquí estaría súper neurasténica, entre el olor, el riesgo, las picaduras de moscos. Tenemos mucho problema con la basura, porque las bombas succionan y agarran parejo. Tenemos que limpiarlas, pararlas y nos retrasamos mucho”.

¿Cómo será diciembre, no tendremos agua en las colonias?
“Espero que no. Estamos con un plan para Villahermosa, de terminar en unos 10-12 días”.
Asimismo la funcionaria federal adelantó que el programa de dragado de ríos pudiera iniciar sus operaciones entre los meses de diciembre y enero, como parte del Plan Integral anunciado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, que tardará en aplicarse hasta seis años.
“De hecho tenemos ya proyectos con manifestación de impacto ambiental aprobadas. No son obras que uno pueda pedir dragar en todo el afluente, ni se puede enderezar el río”, finalizó.