“Reforma eléctrica ‘quitará camisa de fuerza’ a la industria nacional”

Daniel
21/02/202123:09:41

La gran trampa de la Reforma Energética de Peña Nieto está en los ‘subsidios ocultos’ que se otorgan a generadores privados y que alcanzan hasta los 120 mil millones de pesos al alo, acusa

La iniciativa de reforma eléctrica planteada por el presidente Andrés Manuel López Obrador busca construir un ‘piso parejo’ para todas las empresas generadoras de energía en México y quitar a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ‘la camisa de fuerza’ que se le impuso y se agudizó con la Reforma Energética, con la finalidad de restarle competitividad frente a los privados.
La sentencia proviene del diputado federal Manuel Rodríguez González, quien como presidente de la Comisión de Energía en San Lázaro lidera el cabildeo con expertos, académicos y legisladores de todos los partidos políticos, con el objetivo de sacar adelante la iniciativa que, por su carácter de preferente, deberá ser votada en los primeros días de marzo.
A su juicio, la reforma está a tiempo con las transformaciones que México está viviendo, y advierte que los cambios estructurales que demanda la industria eléctrica nacional para recuperar su viabilidad no pueden seguir postergándose.
‘Lo que está en juego, no sólo es la garantía de un servicio de calidad con tarifas económicas para más de 45 millones de servicios; lo que está de por medio es la seguridad energética de México, que a su vez se convierte en un tema de seguridad nacional’, alerta.
En medio del debate nacional en torno a esta polémica iniciativa que marca el inicio de una contrarreforma para enmendar todos los criterios de exenciones y privilegios, así como las prácticas monopólicas por parte de privados, acentuadas a partir de la Reforma Energética, el legislador de Morena se muestra contundente.
Admite que la iniciativa remitida por el Ejecutivo Federal a la Cámara de Diputados con carácter de preferente y con proyecto de decreto para reformar la Ley de la Industria Eléctrica, propone la modificación al orden de prioridad del despacho, pero no para favorecer un monopolio de CFE, ataja; sino para devolver el equilibrio a la industria y acabar con ‘los subsidios ocultos’ de los que gozan los privados en perjuicio de los consumidores y en detrimento de la CFE, remata.
Revela que ese ‘subsidio oculto’ en beneficio de los generadores privados representa un costo anual para los contribuyentes que va de 90 mil millones a 120 mil millones de pesos; ‘eso es una cantidad exorbitante que tiene que eliminarse’, dimensiona.

‘HAY INTERESES, DETRÁS DE CRÍTICAS’
Cumplido el ejercicio de ‘Parlamento Abierto’ que la Comisión de Energía en San Lázaro convocó la semana pasada, de manera digital, para dar voz a todos los interesados en el tema, incluidos especialistas y empresarios, además de senadores y diputados del PAN, PRI, PRD, PVEM, MC, PES, PT y Morena, Rodríguez González acepta que, si bien este histórico ejercicio ayudará a nutrir la iniciativa presidencial, sólo se tomará en cuenta lo bueno.
–¿El presidente López Obrador ha dicho que no le va a mover ‘ni una coma’ a su iniciativa? –se le cuestiona, y se le hace ver que si aún con esto, hay garantías de que realmente se tomarán en cuenta las opiniones de los especialistas.
–Sí, por supuesto, responde sin titubeos. ‘Conocemos la pasión que tiene el Presidente de la República, él sabe que la iniciativa es totalmente benéfica para los mexicanos y desde su óptica emite su opinión, pero también es respetuoso del marco jurídico y de la separación de poderes, por lo que la responsabilidad de analizar, dictaminar y en su momento aprobar la reforma, recaerá en el Poder Legislativo’.
‘Aquí, lo que sí puedo garantizar es que, si hay cosas que puedan fortalecer la inicitaiva, van a ser tomadas en cuenta, pero si hay algo que quiera frenar los beneficios, eso no va a pasar’, adelanta.
–¿Parece que los opositores sólo hablan del lado malo de la reforma? –se le insiste durante una entrevista efectuada en su oficina de gestión legislativa, ubicada en Villahermosa. Con elementos en la mano, devela a qué obedecen esas críticas.
–Algunas de esas voces lo hacen por falta de información o ignorancia del tema, se van con la ola y critican, pero muchas de ellas también lo hacen con conocimiento de causa, porque son parte de los intereses que se han venido beneficiando con los negocios que permitió la Reforma Energética, acusa.
No duda en señalar que detrás de un sector de los críticos prevalece el interés de defender a las grandes empresas que tuvieron privilegios por parte del anterior régimen.

‘SI HAY MONOPOLIO, ES DE LOS PRIVADOS’
Para Manuel Rodríguez, uno de los fundadores de Morena en Tabasco, una de las trampas ocultas bajo el manto de la Reforma Energética, es precisamente el tema de los subsidios para quienes desde el sector privado generan energías renovables y eso, asevera, se tiene que eliminar, porque ello ayudará a que las tarifas comiencen a bajar de forma consistente.
Y explica: “Todos estamos a favor de las energías limpias y renovables, pero en el caso de la energía solar y la energía eólica, estas son intermitentes, lo que significa que cuando la radiación baja en el día o el viento deja de soplar, se requiere de una energía de respaldo para asegurar la continuidad del servicio, pero esa energía de potencia sólo es producida por CFE”, ventila.
Añade que el costo de esa energía de respaldo no va a cuenta de los privados, como sucede en todas partes del mundo; en México, denuncia, la paga CFE sin un costo para éstas, y eso finalmente influye en que las tarifas aumenten en perjuicio de los consumidores.
Licenciado en Derecho, con tres maestrías (Derecho Constitucional, Ciencias Políticas y Derecho Comunitario Europeo) avaladas por la Universidad de París Pantheón-Sobornne, Rodríguez asegura que entre los beneficios que traería la reforma se encuentra la recuperación de un sistema tarifario estable, con tendencia a ser cada vez más económico.
Al menos por los próximos dos años, abunda, está garantizado que no habrá aumento en todas las tarifas eléctricas, ya sean domésticas, comerciales o industriales, salvo el deslizamiento que pudiese presentarse de acuerdo con el índice inflacionario, y después empezarán a disminuir.

–Los críticos también propalan que los cambios favorecerán un mopolio para CFE –se le advierte.
–‘No. La CFE, aún con las múltiples plantas de generación de energía que tiene, muchas de ellas hidroeléctricas, que es la más limpia, barata y amigable con el medio ambiente, no puede subir a la red esta energía, porque los únicos que pueden vender este tipo de energía son los privados; entonces, si existe un monopolio, hasta ahora es a favor de las generadoras eléctricas privadas, revira.
–¿Hay riesgos de que esta reforma transgreda tratados o acuerdos internacionales?
–No. Quieren sorprender con medias verdades. Toda la inversión que se ha hecho a partir de la Reforma Energética está garantizada, y no va a pasar absolutamente nada con ellas. No hay riesgo de que esas inversiones puedan subir la energía que están generando o que van a generar una vez que estén en posibilidad de iniciar operaciones. Eso es una gran mentira.
Puntualiza que, en el caso de México, ‘somos respetuosos de todos los acuerdos internacionales; lo que estamos buscando es regular y corregir cosas que en el pasado, y estamos hablando que esto inició desde 1992, no quisieron hacer y las dejaron a propósito porque era en beneficio de quienes estaban en la cúpula de los regímenes que tuvimos en México en los últimos 20 años.
El presidente de la Comisión de Energía concluye que la reforma eléctrica solo favorecerá la confiabilidad del sistema eléctrico nacional y dará ‘piso parejo’ a todos los actores, porque en la libre competencia ‘no habrá subsidios ocultos’ y quien quiera invertir a futuro tendrá reglas más claras y similares a las de cualquier país.