Rompe el silencio

Agencias
06/09/201800:00:56

La cantante desea dejar el pasado atrás e iniciar una nueva vida

Tras un 2017 que solo podría definirse como intenso, a lo largo del cual protagonizó una sonada ruptura con el cantante The Weeknd, se sometió a un trasplante de riñón y vivió una aún más mediática (y breve) reconciliación con su ex Justin Bieber – prometido ahora con Hailey Baldwin – , Selena Gomez decidió dar un paso atrás y retirarse durante un tiempo de la escena social para volver a “sus orígenes”.
Ahora, Selena Gomez reapareció en la portada de Elle, pues aunque la hemos visto en las cuentas de Instagram de su círculo cercano de amigos –entre ellos su amiga y asistente Theresa Marie Mingus– había limitado su vida pública.
En entrevista con el medio, Selena detalló que en enero se mudó a Orange County en California porque en Los Ángeles “se sentía claustrofóbica” y que ha puesto en venta otras propiedades –como la que tiene en Montana, su Studio City Bungalow y su mansión de Texas– con el propósito de dejar todo atrás y regresar a la simplicidad.

“Soy de las personas que siempre dice ‘Estoy exactamente en donde quiero estar’. Estoy tan feliz de estar en este lugar. Es mucho autodescubrimiento. ¿De 20 a 26? Oh, Dios mío. Me siento como una persona totalmente diferente. Y parece ir muy en serio esta vez porque agregó ‘¿Puedo comprar algo que me haga sentir bien, pero vale la pena?’”.

Selena es cantante, actriz, productora (13 Reasosn Why), diseñadora (Coach) y ahora con este cambio de vida se ha sumado a la Organización No Gubernamental A21, con quien lanzará una campaña contra la esclavitud. La idea surgió de Christine Caine, miembro de la iglesia a la que asiste (Hillsong Church).

La productora de 13 Reasons Why comentó que para superar los momentos difíciles que enfrentó los últimos años, se sentó a platicar con algunas mujeres cercanas: “Fue un momento difícil. Las tuve a todas allí, animándome. Fue uno de esos momentos como cuando eres una niña pequeña y hablas con tus tías y tu mamá y dices ‘esto es lo que está pasando en mi vida…’”.

Gomez reconoce que su vida estaba yendo a una gran velocidad: “He estado trabajando mucho durante un largo tiempo y no me gusta tomarme las cosas así…”. En conclusión, aseguró que tampoco trata de huir, pero que, sin duda, todavía tiene mi**da con la que lidiar. No obstante, se siente en un lugar más seguro que antes: “En este momento, estoy muy segura de dónde estoy. No me siento a la deriva ni emocionalmente inestable. O como si no pudiera manejar mis emociones, como solía hacerlo. Me estoy entendiendo un poco más. Por supuesto, no tengo todo resuelto, pero me siento bien”.
Sobre su notable ausencia en las redes sociales, la intérprete de Wolves confesó: “No estoy en internet. No he estado en internet en meses. No tengo mi contraseña para Instagram. No tengo aplicaciones en mi teléfono, ni aplicaciones de edición de fotos (…) Soy selectiva en cuanto a mi vida personal, ¿alguien me ha visto tomando una copa de vino…? Esa es mi vida. La estoy viviendo como quiero vivirla. Se trata de hacer un esfuerzo consciente; si puedo tener un momento para estar con mis amigos, me tomaré ese tiempo”.