Desfila segura y bella

El Universal
12/09/201800:00:18

“Cuando te quieres a ti misma puedes ser tu propia marca” dijo la top model brasileña durante su visita a CDMX

C ualquiera pensaría que para ser una reconocida top model se necesitan medidas perfectas y un rostro que enamore a la cámara.
Sin embargo, para la modelo brasileña Izabel Goulart hay un ingrediente extra sin el cual sería imposible destacar: seguridad.
Goulart es el típico ejemplo de cuando la suerte y el talento de unen se convierten en éxito, ya que siendo ella una adolescente fue descubierta por un cazatalentos en su natal São Carlos se trasladó a São Paulo y de ahí al extranjero.
En su visita a México como parte del “Fashion Fest”, la modelo de 33 años de edad recordó que si no hubiese tenido seguridad, perseverancia y obstinación, nunca hubiese logrado ser una de las más reconocidas mujeres en la pasarela.
“La personalidad y la seguridad son la verdadera belleza de la mujer, la mujer debe mostrar su personalidad y su actitud y ser ella misma, sin importar lo que se ponga o el lugar de donde venga, siempre tienes que creer en ti. No se trata de que lleves puestas las mejores marcas, cuando te quieres a ti misma puedes ser tu propia marca”, detalló durante su plática con la prensa mexicana.
Izabel recordó que, aunque al inicio de su carrera destacó por su físico, si no hubiera tenido el carácter necesario, hubiese abandonado la profesión que hoy es parte de su vida y que la trajo esta semana a México.
“Cuando salí de Brasil tuve que hacer 10 casting al día y a veces conseguía sólo un trabajo, tuve que trabajar muy duro en un lugar que no conocía, sin mi familia y ahí entendí que, si quería conseguir lo que quería, tenía que trabajar más que los demás y al final me siento bendecida de la vida que tengo”, comentó.
Tras una estancia en la Ciudad de México, donde grabó la nueva campaña de la tienda departamental que la trajo al país, Goulart reconoce que el país la ha sorprendido, tanto por sus mujeres como por el nivel de estilo y moda que se maneja aquí.