Habla sin piedad de Geraldine Bazán

Agencias
10/10/201800:00:16

El galán detalló que tuvo un final cordial a una vida sin felicidad ni armonía junto a la actriz

Tras anunciar que por fin quedó divorciado legalmente de Geraldine Bazán, Gabriel Soto rompió el silencio y habló sin piedad de la relación que mantenía con su ahora exesposa y madre de sus dos hijas, Elissa y Alexa.
En su cuenta oficial de Instagram, el actor, de 43 años, compartió un mensaje, en el que señala que optó por la separación porque ya no era feliz y era injusto para él, pero sobre todo para sus pequeñas.
“El mejor ejemplo que le puedo enseñar a mis hijas será siempre en primer lugar que sean FELICES, que busquen y luchen por su felicidad a toda costa. A veces por querer salvar una situación uno se olvida que esa es la ley número 1 de la vida (…) Preferí tener un final cordial a una vida diaria sin felicidad ni armonía, para mí y para mis hijas, quienes desde que llegaron al mundo han tenido en mi a un padre presente, amoroso y a un amigo incondicional que jamás las abandonará porque más allá de tener la bendición de proveerles de cosas materiales, tengo la bendición más grande de darles amor sin límite”, sentenció el galán.
Su mensaje fue subiendo de tono e hizo referencia a las declaraciones que hizo en las últimas semanas Geraldine Bazán, de 35 años, y destacó que son agresiones sin sentido. “Respeto y admiro a todas las mujeres empoderadas frente a una situación adversa, pero llamo a la reflexión de aquellas que con casa, chofer, nanas, colegiaturas, seguros médicos, vacaciones, tarjeta de crédito y todo pagado, siguen atacando y promoviendo el odio en lugar de acabar con una guerra”, agregó.
Gabriel Soto enfatizó que este proceso de separación no ha sido fácil, ya que tanto él como sus seres más cercanos enfrentaron constantes críticas y ataques por sus decisiones.