Tiene en orden su futuro

El Universal
13/02/201900:00:47

La actriz y cantante presentó su línea de ropa, Fashion Boutique by Ninel Conde

Como empresaria y actriz, Ninel Conde sabe que debe tener sus cosas en orden. Si algo llegara a ocurrirle, dice, ni su hijo ni sus seres queridos quedarían desprotegidos.
“Yo sí tengo mi testamento y es importante que toda la gente lo tenga porque no sabemos qué va a pasar mañana, y si tienes hijos más. Cuando tienes —gracias a dios— algún bien, hay que tener las cosas en orden, yo ya tengo listo el albacea, mis hermanos, todo eso para que no nos dé un golpe ningún chacal”, dijo este martes al presentar su línea de ropa.
Recientemente, también expresó que considera convertirse en madre nuevamente para darle un hermanito a su hijo Emmanuel, ya que todos los días le dice que quiere uno.
“Sí quiero pero nomás quiero”, compartió a la prensa.
Lo que sí señaló es que en caso de animarse o de que su hijo la convenza, sería un bebé adoptado que se uniría a la familia.
Ninel es madre de dos Sofía Telch Conde, que ahora es adolescente, y Emmanuel.
Su línea de ropa Fashion Boutique by Ninel Conde, tratará de marcar la diferencia con tallas extra grandes para que sus seguidoras “curvas” puedan lucir sus modelos sin ningún problema.
“Hay hasta 8XL. Cuando saqué por primera vez la faja me dijeron que no les quedaba la XL, sobre todo en Estados Unidos me pedían mucho la faja, allá tienen harta curva mis seguidoras”, expresó.
La idea será lanzar ropa y fajas por temporadas que hagan lucir el cuerpo de las compradoras.
El trabajo, dijo Ninel, siempre la ha ayudado a superar las cosas de la vida. “Es mi mejor terapia”, mencionó.
Le preguntan sobre Yalitza. Aunque dijo desconocer la noticia sobre el presunto bloqueo que algunas actrices quieren imponer a Yalitza, Ninel comentó:
“No me gusta opinar de cosas que desconozco pero uno debe alegrarse del éxito de los demás. Esa mujer tiene una gran estrella, es una mujer que ha sido bendecida porque seguramente es una buena persona, Dios la está premiando. Le va a ir bien porque, cuando la gente te envidia, Dios te bendice más”.