Edgar Vivar viste traje de Joaquín Pardavé en rodaje de la cinta “Poderoso Victoria

Redaccion
16/05/201909:50:25

El actor le dedicó su primera actuación en dicha película al comediante, escritor y compositor

En el Pueblo de Ojuela parece que el tiempo se detuvo, pero no sólo por los vestigios que quedan de lo que era un asentamiento minero, sino también por los actores que se pasean por sus espacios ataviados con ropas de época debido a la filmación de la película “Poderoso Victoria”, entre ellos se puede ver a Edgar Vivar quien luce un traje auténtico de los años 40, que además tiene el valor histórico de haber sido portado por una leyenda del cine nacional, Joaquín Pardavé.

“Este traje que estoy usando Fito, el chico de vestuario, me lo trajo a mí y es un conjunto que usó Joaquín Pardavé, lo utilizó en dos películas en una que se llamó “México de mis recuerdos” (1943) y en “Adiós juventud” (1943), eso a mí me emociona mucho porque son películas que yo vi y que nunca pensé poder llenar el traje de un hombre que admiré mucho”, comentó.

Entre las coincidencias que lo unen con este legendario actor, está un ensayo que escribió hace un tiempo y que llevó como título “Adiós Pardavé”, la razón para redactarlo fue la admiración que siente por alguien que tenía un gran talento, que lo mismo escribía que componía canciones o actuaba, que llevaba al espectador de la risa al llanto en una combinación perfecta de drama y comedia.

Le dediqué mi actuación a él en la primera escena que hicimos. Fito rescató el traje de las bodegas de los Estudios Churubusco y hasta tiene una etiqueta donde viene inventariado y dice que fue hecho para “México de mis recuerdos”, es una reliquia; es más le dije, pon el traje y ya actúa sólo”.

Pero no es el primer objeto con valor histórico que está en las manos de Edgar Vivar, el actor compartió que guarda el primer traje que uso como el señor Barriga, al igual que el portafolio, además del último traje de Ñoño.

Una historia con mensaje

Actualmente Edgar Vivar se encuentra en el rodaje del film “Poderoso Victoria”, que cuenta cómo un pueblo sale adelante con ingenio y perseverancia, al enfrentar dos desgracias, el cierre de la mina que era su única fuente de trabajo y la cancelación de la ruta del tren, su medio de comunicación con el mundo, teniendo como contexto el México de los años 30.

“Yo creo que esta película es todo lo que implica la diversión familiar que se ha perdido, tiene un mensaje hermoso de solidaridad y de como un sueño inspirado por un niño, puede convocar a todo un pueblo a hacer algo”.

Fue por ese mensaje que el actor decidió integrarse al proyecto, sin importar quiénes estuvieran involucrados o que tan grande sería, pero aseguró que hasta le momento todo ha sido fabuloso, comenzando por el lugar donde inició el rodaje el pasado 6 de mayo, el Pueblo de Ojuela en el municipio de Mapimí, en Durango.

“Venir a este espléndido lugar y descubrir un pedazo de México que no conocía. Durante mi época activa en el circo, en 15 años tuve la oportunidad de darle la vuelta dos veces a la República, había pasado por aquí pero no había conocido el pueblo y es para mí una sorpresa agradable”.

En “Poderoso Victoria” el también comediante interpreta al notario del lugar, que por la naturaleza de su labor debe estar viajando todo el tiempo montado en un burro; un papel que Vivar afirma tiene mucha luminosidad y que puede volverse entrañable.

A últimas fechas el cine se ha vuelto algo más frecuente en la carrera de Edgar Vivar, ya sea actuando o prestando su voz a algún personaje animado, algo que para él tiene una magia muy especial.

“La televisión te da una penetración muy grande, porque entras a la casa de las personas sin pedir permiso, pero su permanencia es muy efímera; el cine te da una permanencia ahí está, se queda, es un cápsula del tiempo que se puede ver una y otra vez, y los valores, las ganas, el corazón, o lo que sea que hayas puesto, para bien o para mal ahí se quedan”

Edgar Vivar acaba de cumplir 70 años y asegura está en su segundo aire, teniendo como única molestia física un problema en la rodilla, que no se ha podido atender por el exceso de trabajo que tiene, algo que agradece a la vida, “que todavía pueda yo provocar y contar con el cariño y respeto de la gente, eso es impagable”.