Soy feminista chapada a la antigua: Yalitza Aparicio

Redaccion
21/09/201903:25:26

La actriz dijo que está a favor de la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres

Yalitza Aparicio participó esta tarde en el Foro de Equidad de Género He for She que se llevó a cabo en el Tec de Monterrey, campus Monterrey, para hablar acerca de la desigualdad entre hombres y mujeres.

La actriz oaxaqueña dijo ser feminista; pero chapada a la antigua, porque está a favor de la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres, y no se siente superior ni inferior a nadie.

Durante su participación en el Foro de Equidad de Género 2019, organizado por estudiantes del Tecnológico de Monterrey, en un formato de entrevista, la estrella que dio vida a la trabajadora del hogar Cleo en ROMA, cinta de Alfonso Cuarón, fue entrevistada por dos jóvenes estudiantes, Jésica y Armando, para posteriormente responder a preguntas que le formularon a través de las redes sociales.

Pero puntualizó, “soy una mujer feminista chapada a la antigua porque me he topado con mujeres que dicen: yo soy feminista porque creo que las mujeres somos mejores, somos superiores y todo lo podemos hacer”.

A veces he llegado a pensar, “si eso es ser feminista no quiero ser feminista, porque yo no me creo superior a nadie, y no me gustaría que un día alguien maltrate a mis hermanos”.

Cuando escucha eso de que las feministas se creen superiores, agregó, “pasa por   mi mente que tengo papá, tengo hermanos, tengo sobrinos, soy feminista porque creo que necesitamos una igualdad de derechos, una equidad de género, para mí eso es ser feminista”.

Yalitza, quien aseguró que estaba por primera vez en Monterrey, dijo que participar en la película fue algo grato y en todo momento ponía atención a lo que hacían, pues durante su infancia se alejó de todos los medios porque consideraba que estaban robando tiempo de su vida el cual podía invertir en otras cosas.

Recordó que incluso cuando recibieron al grupo de casting ella desconocía quién era Cuarón mientras lo demás gritaban, aunque el tener la curiosidad fue lo que le ayudó en su trabajo.

Indicó que ella no hablaba mixteco pese haber nacido allí, pues sus padres temían que ella fuera discriminada por hablar esa lengua, aunque en el largometraje tuvo que aprender.

Sobre esto ahondó que en muchas comunidades los padres buscan proteger a sus hijos pues consideran que el hecho de hablar una lengua materna lo lleva a no hablar bien el español y termina siendo discriminado.

A veces la ignorancia nos lleva a un punto de desconocer nuestra historia, de saber que estas lenguas son parte de nosotros, que son lo que nos están dando identidad”, destacó.

Cuestionada sobre si se ha sentido víctima de opresión por razones de clase socioeconómica, etnia y de género, la segunda mexicana nominada al Oscar a Mejor Actriz comentó que sí lo ha sentido incluso durante la promoción de la película pues si bien ella lo gozaba, muchas personas sí lo sufrían y hacían coraje.

“En el entorno cultural donde yo crecí aún predomina el machismo, por lo tanto a veces te van llegando comentarios donde te dicen ‘Para qué estudias si eres mujer, te vas a casar, que el marido te mantenga’, y eran cosas que a mí sí me dolía que me las dijeran en el exterior porque en mi casa jamás escuché algo así”.

No obstante sus abuelos le insistían en la necesidad de estudiar y trabajar porque “jamás va a haber un hombre que te pueda comprar la ropa que tú quieres, un hombre no tiene por qué medir lo que tú vas a gastar. Trabaja por tu necesidad y tus lujos”.

Yalitza recordó que ella siempre detestó que le tomaran fotos y que sólo tenía algunas de su infancia, pero Netflix se las pidió y “escogieron las más decentes”.

La también profesora dijo a los asistentes que ante las situaciones difíciles que se les presentan se deben arriesgar y hacerlo “porque es mejor decir ‘No salió como yo esperaba’ a decir ‘Y si lo hubiera hecho’, porque el hubiera no existe”. Apuntó que para ella no existen los errores porque a partir de esas experiencias uno aprende más sobre la vida.

Respecto a los comentarios negativos que recibió apuntó que lo manejó de la mejor manera pues las personas dan lo que tienen y si circulaban esas palabras es porque esa es la esencia de sus críticos, a la vez que un valor muy importante para ella es el respeto “y si yo quería que estas personas me respetaran, necesitaba respetar su forma de pensar”.

“Creo que una forma de demostrarle a las personas que confiaban en mí o que se sentían identificadas conmigo era el seguir adelante, porque si en algún momento hubiera dicho ‘No estoy aguantando estas críticas y mejor me regreso a donde estaba, estaba mejor donde nadie me decía nada, donde todos me apoyaban’, era como decirle a las personas que estaban confiando en mí que se tienen que rendir”, puntó.