Rebecca Jones celebra 40 años de carrera con obra para crear conciencia

El Universal
19/02/202021:29:19

La actriz en "Una mujer extraordinaria, atrapada en una vida ordinaria" trata de devolverle al público su amor propio

Con un mensaje de amor propio, es como la actriz Rebecca Jones quiere seguir festejando sus cuatro décadas sobre los escenarios, al traer al Teatro 11 de julio el monólogo “Una mujer extraordinaria, atrapada en una vida ordinaria”, que se estrenará el 22 de febrero.

“Hace falta que una obra hable del amor propio, del amor a sí mismo y de eso habla ésta, de lo importante que es conocernos, caernos bien, de saber que venimos solos al mundo y solos nos iremos, el amor propio es el amor más puro que puedes conquistar”, dijo Jones.

Rebecca explica que el productor Rubén Lara tenía ya tiempo con esta obra en sus manos, cuyo titulo origina es “Shirley Valentine” y fue escrita por el inglés Willy Russell; por lo que le pareció la mejor manera de que ella celebrara sus 40 años de carrera artística.

En esta historia se acompaña a Shirley, una mujer a la mitad de su vida atrapada en medio de un matrimonio con un esposo machista y dos hijos que ya son independientes por lo que ya no la necesitan, o el viaje que le ayudará a redescubrise como individuo y a rescatar lo sueños que ya tenía olvidados en un cajón.

“El tema de la soledad yo creo que es el tema del siglo XXI, en un mundo de redes donde tenemos cientos de miles de amigos y aparentemente estamos bien acompañados, hay una soledad más grande que nunca, entonces esta obra lo que plantea es cómo conquistar la soledad, como no depender de al opinión de nadie para ser quien eres, hay gente que no se siente como una persona completa si no hay alguien junto”

A pesar de tener como personaje principal a esta ama de casa, según palabras de Jones, esta historia toca una problemática que a cualquiera le puede pasar, el perderse como persona por cuidar de la pareja o de los hijos, muchas veces sin darse cuenta.

Como todo ser humano, Rebecca Jones asegura que sí se ha sentido sola y ha tenido que sobreponerse a esta situación, aunque no ha sido fácil, pero ha sido en esos momentos cuando ha conocido el amor propio y se ha vuelto fuerte e independiente.

“He tenido otro tipo de enfrentamientos, como divorciarme de alguien después de 26 años, eso me llevo a cuestionarme si la soledad se puede llevar con alguien más o únicamente contigo mismo, y eso sí fue lo que yo aprendí, que yo soy la más importante en mi vida, más allá de todos los demás, aunque eso de ha enfrentado a nostalgias, a tristezas, pero yo sí descubrí como conquistarme a mí misma y soy feliz”.

Pero aclara que no anda sola por la vida, porque se comete el error de relacionar la soledad con aislamiento, vejez o abandono, sino enfrentarse a sí mismo y descubrir que es lo que disfrutaban y han dejado de hacer, por amor, por los hijos, por los demás, dónde se queda uno.