Ella es Karen Vega, la primera modelo oaxaqueña que aparece en portada de Vogue

Agencias
09/07/202014:31:49

A su corta edad, Karen es la primera modelo oaxaqueña en engalanar la portada de una de las revistas de moda más importantes a nivel mundial. ¿Quién es, cómo empezó en el mundo del modelaje y qué busca aportar?

Karen Vega tiene apenas 18 años, es originaria del estado de Oaxaca y gracias a su belleza, esta joven se ha convertido en la portada de julio de la revista Vogue.

A su corta edad, Karen es la primera modelo oaxaqueña en engalanar la portada de una de las revistas de moda más importantes a nivel mundial. ¿Quién es, cómo empezó en el mundo del modelaje y qué busca aportar?

Fue a los 14 años que Karen empezó a interesarse por el modelaje, pues ella fungía como la modelo de la esposa de su abuelo, de profesión costurera, y quien hacía vestidos para una firma local de moda, contó la joven a Vogue durante una entrevista.

Sin embargo, la joven empezó a investigar más en redes sociales sobre el modelaje y fue así que surgió la primera invitación por parte del diseñador oaxaqueño, Pompi García y el fotógrafo Enrique Leyva para una producción que se llamó “Realismo mágico” y en la cual se pretendió darle visibilidad a la piel morena.

Más tarde, ambos profesionales abrieron una agencia de modelos y Karen se unió a ellos y fue así como llegó la oportunidad de modelar para la firma mexicana Barragán para presentar su colección Otoño-Invierno 2020 en la Ciudad de México.

“Al principio sí hubo mucha duda sobre mi participación, porque aunque era una oportunidad muy bonita, el traslado y la confianza de mis padres para salir fue difícil, ya que era la primera vez que salía de Oaxaca. Afortunadamente, la agencia pudo arreglar todo para que pudiera asistir y así fue que nos fuimos al desfile, llevando de compañía a mi hermano mayor”, contó Karen para Vogue.

A sus 18 años y ya con una portada de Vogue a cuestas, Karen tiene algo muy claro: busca darle visibilidad a la belleza de las mujeres sureñas mexicanas.

“En esta parte de México sí está difícil alcanzar esas grandes estaturas que piden o el tipo de belleza que buscan en la mayoría de los castings. Mi granito de arena sería poner en la mira a la mujer sureña, nuestras historias, de dónde venimos para que más que modelos de fotos, también podamos ser inspiración de otro tipo”, aseguró.

Con información de Nación 321