Las selfies de oro del Banco de Inglaterra

El Universal
16/06/201910:59:36

La sala de economía moderna, en la cual se muestra la historia del banco y los billetes usados desde 1946 a la fecha, ofrece un recorrido virtual de las bóvedas en las que se guardan los lingotes de oro, sitio conocido como el corredor dorado.

CIUDAD DE MÉXICO, junio 16 (EL UNIVERSAL).- Una atracción que ha tenido mucho éxito para que más personas visiten el Museo del Banco de Inglaterra es el corredor dorado. La sala de economía moderna, en la cual se muestra la historia del banco y los billetes usados desde 1946 a la fecha, ofrece un recorrido virtual de las bóvedas en las que se guardan los lingotes de oro, sitio conocido como el corredor dorado.
Ahí se invita a los visitantes a tomarse una selfie en la bóveda de oro. Con el hashtag #GoldVault- Selfie, los visitantes suben sus imágenes a las redes sociales. Hay de todo, desde fanáticos de la política monetaria, niños, estudiantes hasta extranjeros que se han sentido millonarios por un día cerca de los lingotes de oro.
En esta área se habla de los lingotes históricos desde los utilizados en la época romana hasta los actuales, y se muestra al público cómo se protegen los billetes contra la falsificación. Incluso, en la sala de la Rotonda, que abarca los años 1800-1946 los visitantes pueden tratar de levantar una barra de oro real que pesa 13 kilogramos.
Durante el recorrido se podrá descubrir por qué hay 400 mil lingotes de oro en las bóvedas subterráneas del Banco de Inglaterra.
El Museo del Banco de Inglaterra está ubicado en el centro financiero de Londres, conocido como The City, en el mismo lugar en donde se encuentra la sede del banco central. Mantiene el mismo horario que el banco y por ello los fines de semana permanece cerrado.
La temática del museo es como la que tiene el Banco de México (Banxico) con el Museo Interactivo de Economía (Mide), y el cual está cerca de las oficinas del instituto central en la Ciudad de México.
El Banco de Inglaterra es uno de los más antiguos del mundo; se fundó en 1694. Su historia se puede conocer en el museo a través de sus cinco salas de exhibición temáticas. De manera interactiva y con un lenguaje sencillo, se explica qué es la inflación y las tasas de interés.
En una de sus salas hay un barco, que se utiliza para exponer cómo se mantienen los precios al consumidor estables, que es la función de un banco central, al indicar que es como navegar en un barco.