Interpol detiene en Argentina a Carlos Ahumada; FGR lo requiere por presunto fraude y extorsión

Redaccion
16/08/201920:06:42

La investigación contra el argentino derivó de la denuncia que presentó la ex secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, quien el 21 de agosto de 2013 lo acusó por el delito de extorsión.

El empresario Carlos Ahumada Kutz fue detenido en Argentina por solicitud de la Fiscalía General de la República, que había pedido una orden de captura internacional por presunta defraudación.

La FGR pidió el arresto por la presunta responsabilidad del empresario en delitos de extorsión, fraude específico, falsificación de documentos y uso de documentación falsa. La Fiscalía General de la República determinó que cuenta con los elementos necesarios para ejercer acción penal contra Ahumada, anunció en julio pasado.

La investigación contra el argentino derivó de la denuncia que presentó la ex Secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, quien el 21 de agosto de 2013 lo acusó por el delito de extorsión.

Rosario Robles, quien ahora está detenida en la prisión de Santa Martha Acatitla, en la Ciudad de México, denunció que Ahumada sustrajo tres hojas en blanco con su firma, y que la amenazó de utilizarlas para una cantidad millonaria.

El pasado 31 de de julio, por su presunta responsabilidad en delitos de extorsión, fraude específico, falsificación de documentos y uso de documentación falsa, la Fiscalía General de la República (FGR) determinó que cuenta con los elementos necesarios para ejercer acción penal contra el empresario Carlos Ahumada Kurtz.

La investigación contra el argentino derivó de la denuncia que presentó la ex Secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, quien el 21 de agosto de 2013 lo acusó por el delito de extorsión.

Rosario Robles, quien ahora es investigada por la FGR por presuntos desvíos de dinero, denunció que Ahumada Kurtz sustrajo tres hojas en blanco con su firma, y que la amenazó de utilizarlas para una cantidad millonaria.

Desde su llegada a México con su familia, en 1975, el empresario argentino –ya nacionalizado mexicano–, ya arrastraba un largo historial de traiciones, estafas y engaños.