EPN: mala calidad educativa abona a desigualdad

El Universal
16/05/201800:00:24

El presidente Enrique Peña Nieto afirmó que no hay reformas sin controversias y tampoco sin intentos por revertir los cambios por parte, dijo, de los grupos de interés que se beneficiaban de la situación anterior. “Tolerar la mala calidad de la educaciónsignifica perpetuar la desigualdad y la exclusión social”, dijo. En el marco de la […]

El presidente Enrique Peña Nieto afirmó que no hay reformas sin controversias y tampoco sin intentos por revertir los cambios por parte, dijo, de
los grupos de interés que se beneficiaban de la situación anterior. “Tolerar la mala calidad de la educaciónsignifica perpetuar la desigualdad y
la exclusión social”, dijo.
En el marco de la ceremonia oficial por el Día del Maestro, citó el pensamiento del presidente Benito Juárez a favor de una mejor educación y afirmó
que el Benemérito “no hizo concesiones” a quienes pretendían ser docentes sin estar preparados y que, por el contrario, promovió un sistema
basado en valores vigentes, como la ética, el mérito y la equidad. Indicó que del conjunto de reformas concretadas, la más compleja y trascendental es la educativa, la cual surgió, enfatizó, de algo que resultaba evidente: el sistema educativo había sido colonizado auténticamente por intereses ajenos y producía resultados disfuncionales.
“Al inicio de este sexenio, mi gobierno y las principales fuerzas políticas del país decidimos poner fin a una serie de prácticas que beneficiaban
a una minoría, en detrimento de la calidad de la educación que recibían las niñas, los niños y los jóvenes de México.
“Nos negamos a ser cómplices de quienes habían distorsionado o usurpado las funciones de las autoridades educativas. Por eso, nuestra primera tarea consistió en recuperar la rectoría del Estado sobre la educación”, puntualizó.
En su mensaje, el presidente Peña se refirió a una memoria que escribió el presidente Juárez llamada Apuntes para mis hijos, en la cual describió
las carencias y los vicios de la instrucción pública que existían en la tercera década del siglo 19. “Años después, tras la restauración de la República, el presidente Juárez procuró corregir esas carencias y erradicar esos vicios mediante una audaz reforma educativa en 1867.
“Los integrantes de aquel cuerpo profesional docente tenían la obligación de aprobar exámenes que los clasificaban en tres clases diferentes,
de acuerdo con los conocimientos que demostraban poseer. Juárez no hizo concesiones a quienes pretendían ejercer labores docentes sin la
preparación debida”, señaló. En el Salón Adolfo López Mateos de la Residencia Oficial de Los Pinos, felicitó a los maestros y aseguró que a lo largo de cinco años y medio su administración ha impulsado “con toda convicción” un conjunto de reformas para transformar a México.
Contra oportunismo. En su intervención, el titular de la SEP, Otto Granados, llamó a defender la reforma educativa del oportunismo.
Juan Díaz de la Torre, líder del SNTE, afirmó que hoy es innegable que el derecho humano a una educación de calidad con equidad representa
una conquista del pueblo de México y que las escuelas públicas cuentan con maestros cada vez más preparados.
Desarrollo no tiene atajos. Por la tarde, Peña Nieto asistió a la Reunión Nacional de Consejeros Regionales de BBVA Bancomer, donde realizó un balance de su gestión e insistió en que el camino al desarrollo no tiene atajos y requiere del esfuerzo y trabajo de la sociedad, de la inversión de las empresas y de la capacidad del gobierno para generar un ambiente de confianza y estabilidad.
Tras entregar la condecoración del Orden Águila Azteca a Francisco González Rodríguez, presidente de BBVA, se pronunció por que cada vez más mexicanos conozcan los postulados y propuestas de cada candidato presidencial.