Muere bebé por picadura de araña violinista en Nayarit

Redaccion
24/08/201816:28:02

El bebé de 10 meses estuvo hospitalizado durante 35 días; falleció cerca de la medianoche del jueves por una falla cardiaca

Kevin Cataño, el bebé de 10 meses que el pasado 14 de julio fue mordido por una araña violinista en Acaponeta, murió la noche del jueves en el Hospital Civil de Tepic, informó el director del nosocomio, Daniel Balderas.
“Con profunda pena comunico el fallecimiento del niño Kevin Cataño, después de 35 días de grandes esfuerzos en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos del Hospital Civil. No escatimamos esfuerzo alguno y se le ofreció todo lo que la ciencia médica nos proporciona para casos tan graves como éste. Presentó falla cardiaca irreversible a terapia alguna. Agradecemos a todas las personas que de una u otra forma apoyaron a Kevin y su familia en este proceso tan lamentable”, señaló el médico en sus redes sociales.
Cuando los padres del menor lo llevaron al hospital, pensaron que se trataba de una traumatología en el hombro, donde presentaba dolor, pero en el hospital se descartó en dos ocasiones esa posibilidad.
Hasta entonces nadie sabía que una araña violinista lo había mordido, por lo que no se siguió ningún tipo de tratamiento al respecto.
Días después, los padres regresaron con el niño a una unidad médica de Acaponeta donde observaron que ya presentaba una mancha de necrosis en el cuerpo, por lo cual se sospechó de la picadura de una araña.
Ya con Kevin en malas condiciones de salud, viajaron de nuevo a Tepic para que atendieran al bebé, y al llegar al Hospital General, el menor convulsionó y sufrió un paro cardiaco, por lo que fue reanimado e intubado.
Al ver el brote de más marcas y ampollas en la piel, los médicos comenzaron un tratamiento con corticoides al no tener certeza del tipo de araña que lo había mordido.
Tras determinar que el veneno de una araña violinista era lo que estaba causando el mal, se buscó el antídoto en varios sitios del país sin tener suerte, hasta que éste fue donado por laboratorios Silanes.
Para entonces, el veneno de la araña había generado algunos coágulos en la sangre del pequeño y uno de ellos complicó la circulación en su pierna izquierda; en ese momento se planteó la posibilidad de amputarla ante la gravedad de la necrosis.
Después de algunos días de tratamiento, la circulación en su pierna izquierda mejoró al grado de que sólo estaban en riesgo las puntas de los dedos del pie y se vislumbraba ya sacarlo de terapia intensiva.
Pero a finales de julio, Kevin sufrió una hemorragia en los pulmones y tuvo que recibir varias transfusiones de sangre; se planteó entonces la posibilidad de trasladarlo al Hospital Civil de Guadalajara, pero el pequeño estaba muy débil.
La opción fue intentar desintoxicar su sangre a través de una máquina y esperar mejoras.
Kevin Cataño falleció cerca de la media noche del jueves en la capital nayarita