Embajadora prevé aval al T-MEC en junio próximo

El Universal
16/03/201912:47:52

Apoyándose en las pláticas que ha tenido con representantes del sector privado mexicano y estadounidense, así como autoridades y congresistas del vecino país, la diplomática dijo que espera que "las Legislaturas de los tres países" aprueben y ratifiquen el tratado antes del receso de verano.

WASHINGTON, EU., marzo 16 (EL UNIVERSAL).- La embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena, expresó este viernes su esperanza de que el nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) sea aprobado “para junio de este año”.
Apoyándose en las pláticas que ha tenido con representantes del sector privado mexicano y estadounidense, así como autoridades y congresistas del vecino país, la diplomática dijo que espera que “las Legislaturas de los tres países” aprueben y ratifiquen el tratado antes del receso de verano.
“Ello confirmaría que es un tratado que trae beneficios para los tres países, incrementaría la competitividad de la región de América del Norte y daría certidumbre al desarrollo económico de los tres países”, apuntó Bárcena a un grupo reducido de periodistas de medios mexicanos, entre ellos EL UNIVERSAL.
“México considera que un voto a favor de la ratificación del tratado comercial México-Estados Unidos-Canadá, por parte del Senado y la Cámara de Representantes de Estados Unidos, es un gesto de amistad hacia México”, añadió.
Según un alto funcionario mexicano que prefirió quedar en el anonimato, también hay un interés en que se apruebe en junio, dado que Canadá tiene elecciones en octubre, y por el creciente componente electoral que se vive en la política doméstica de Estados Unidos.
Esta semana, una delegación de alto nivel del gobierno de México, encabezada por la secretaria de Economía, Graciela Márquez, y la del Trabajo, Luisa María Alcalde, se vio con el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, en una reunión “dura” en la que sólo hubo un tema sobre la mesa: reforma laboral.
Lighthizer expresó la preocupación sobre la necesidad de una reforma laboral en México, condición que algunos congresistas de su país ponen como imperativo para apoyar el texto del T-MEC.
La contraparte mexicana aseguró que se espera que se apruebe en el Congreso de la Unión a finales de abril, y que se lleve a cabo independientemente del tratado comercial trinacional y su curso.