7 playas para Semana Santa que la mayoría de los mexicanos no conoce

Xavier Jasso
17/04/201908:57:32

Te damos una lista de siete playas de México que no son famosas, para que estés a gusto sin tanto turista a tu alrededor.

La playa es uno de los destinos turísticos favoritos de los viajeros, pero en vacaciones se atiborran de familias y grupos de amigos. Por eso, te damos una lista de siete playas de México que no son famosas, para que estés a gusto sin tanto turista a tu alrededor.

  1. Sisal, Yucatán

Este puerto de pescadores con aguas color turquesa y arena blanca está al poniente de Yucatán, en el municipio de Hunucmá, a 49 kilómetros de Mérida por la carretera Caucel-Hunucmá. Fue el principal puerto del estado de Yucatán durante el siglo XIX. Algunos de sus atractivos turísticos son el “Fuerte de Santiago”, cuyo objetivo era proteger el puerto de los piratas; su faro colocado en 1845; y su muelle, donde la gente se reúne para descansar. En este destino puedes remar en kayak, pasear en bicicleta o en lancha, y hacer esnórquel, buceo o avistamiento de aves especializado. Si te animas a quedarte adormir, puedes acampar u hospedarte en el Hotel El Faro, desde $1,806 por noche.

 

  1. Caleta Tankah, Quintana Roo

Esta playa pertenece al Parque Natural de Tulum, en la costa de la Riviera Maya,  a 5 kilómetros de la zona arqueológica de Tulum. Aquí es donde se encuentran diferentes corrientes de agua dulce provenientes de varios cenotes y crean una alberca natural. En los meses de mayo a noviembre se puede observar el desove de tortugas. No hay más que relajarse y divertirse haciendo esnórquel, buceo, paddle boarding o kitesurfing. Cuenta con una zona de hamacas. La entrada cuesta  $150 y está abierto de 8:30 a 16:30 horas. Si lo prefieres, quédate en el Hotel Caleta Tankah, desde $3,085 por noche.

  1. Puerto Escondido, en Loreto, Baja California Sur

Es un pequeño pueblo costero y un área protegida a 28 kilómetros de Loreto, sobre la Carretera Federal 1 en Baja California Sur. Fue bautizado como Puerto Escondido, debido a las embarcaciones que entraban aquí para protegerse de las tormentas. Sus aguas son cristalinas, de oleaje tranquilo y arena fina. Tienes varias opciones para mantenerte activo: hacer kayak o esnórquel y avistamiento de ballenas grises (solo en los meses de invierno). Para hospedarte hay áreas destinadas para casas rodantes.  Si buscas alojamiento, el Hotel Boutique Tripui, tal vez te convenza. Desde $1,395 por noche.

  1. Playa El Requesón, Baja California Sur

Esta playa se localiza al norte de Baja California Sur, en la Bahía de la Concepción, a 450 kilómetros de La Paz. Sus aguas cristalinas de color turquesa, sin oleaje, se encuentran rodeadas por las montañas de la Sierra de la Giganta. Es un destino sin zonas hoteleras ni comercios, pero esa es la intención: disfrutar del entorno natural. Si quieres pasar la noche aquí, puedes acampar, siempre y cuando lleves lo necesario (casa de campaña, colchón, lámparas, comida, etc.). Hay actividades como esnórquel o kayak. Frente a esta playa se encuentra una pequeña isla a la que puedes acceder cuando la marea baja y quedaal descubierto un camino de arena que funciona como puente entre ambas.

View this post on Instagram

#bajaglamping #playaelrequeson #mulege

A post shared by Baja Glamping (@bajaglamping) on

  1. Punta Monterrey Beach, Nayarit

Punta Monterrey Beach es un resort que se encuentra en una reserva, apartado del mundo. Solo son 12 cabañas, con grandes terrazas privadas y una playita encantadora, ubicada en la Bahía de Banderas, Nayarit, cerca de San Pancho. Este destino es exclusivo para los amantes de la naturaleza pura, para quienes buscan privacidad y relajación total. Ofrece paseos en kayak, servicios de spa y clases de yoga para grupos. La propiedad tiene una vista a la selva y al mar. ¡Pura tranquilidad! Tip: es un gran lugar para la realización de bodas. Tarifa desde $2,074

punta_monterrey.jpg

(Foto: Cortesía Hotel Punta Monterrey)

  1. Playa Tlacoyunque, Guerrero

Está en el municipio de Tecpan de Galeana, a 105 kilómetros de Acapulco. Sus aguas son de color verdoso translúcido, con oleaje intenso. Su característica es la piedra llamada Tlacoyunque, palabra en náhuatl que significa “piedra campana”. Mide 35 metros de altura en la cual puedes ingresar para observar peces de colores. Otra de sus actividades principales son el surf, además cuenta con un campamento de tortugas. Es una zona pesquera. Puedes pasar la noche en una de las habitaciones de  Casa Tropical la Barrita desde $924. Reserva a través de Airbnb. La casa solo tiene cuatro habitaciones.

  1. Villa del Mar, Jalisco

Está en el municipio de Cabo Corrientes, en la región de la Costalegre y a dos horas de Puerto Vallarta. Sus aguas azuladas tienen un oleaje fuerte por lo que no es recomendable nadar, pero puedes realizar kayak, caminatas o paseos a caballo. Ahí encontrarás El Cielito, un hotel rústico con cabañas de techo de palma y construidas a los pies de un cerro. Desde $2,000 por noche.