Mariana olió el peligro, pero eso no la salvó

El Universal
21/05/201916:10:51

El caso, dicen los investigadores, es un feminicidio con alto contenido de odio y uso de fuerza bruta.

CUERNAVACA, Mor., mayo 21 (EL UNIVERSAL).- Mariana olió el peligro, lo palpó, pero pasado el riesgo se sintió aliviada y decidió confiar en la gente.
Era una mujer de 22 años, “alegre, que gustaba de divertirse sin dañar a nadie”, comparten amigos cercanos a la joven, cuyos victimarios arrojaron su cuerpo sin vida en un baldío ubicado en el sur del estado.
El peligro cobijó a Mariana desde el 30 de abril.
Ella pudo haber visto el riesgo porque alrededor de las 18:00 horas de ese martes le envió un mensaje de WhatsApp a una amiga con la ubicación del sitio en el que se encontraba junto con un grupo de jóvenes: “Bebé, voy a Oaxtepec. Si me pasa cualquier cosa ya sabes dónde estoy”.
La joven era estudiante de diseño de modas y entre semana practicaba futbol americano femenil en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM).
La georreferenciación del texto indicó una carretera del poblado de Oaxtepec, en el oriente del estado, con árboles y arbustos a los lados. No se veían casas ni negocios.
Por la noche, Mariana le envió otro mensaje a su amiga y le notificó que ya había llegado a su casa: “Me trataron bien. Creo que voy a salir otra vez con ellos”.
El cadáver de la joven fue localizado la mañana del viernes 10 de mayo —Día de la Madre—, en el municipio de Xochitepec, unos 15 kilómetros al sur de la capital del estado. Estaba desnudo y tenía señales de golpes y quemaduras en distintas partes.
Los motivos que provocaron su muerte se mantienen en reserva, pero fuentes cercanas al caso hablan de asfixia por ahorcamiento y también sugieren que su deceso fue resultado del cúmulo de golpes propinados por él o los autores materiales.
Debido al grado de violencia al que fue sometida Mariana, la perversidad cometida contra su cuerpo y la exhibición del cadáver en una zona pública, el crimen es considerado como prioridad por la Unidad Especializada de Investigación de Delitos de Feminicidios y Homicidios.
El caso, dicen los investigadores, es un feminicidio con alto contenido de odio y uso de fuerza bruta.