Investigan intoxicación de 19 personas por comer queso de cabra

El Universal
12/07/201914:08:01

La Comisión Estatal contra Riesgos Sanitarios (Coepris) informó que en un negocio se aseguró queso de cabra envasado y en bolsas de plástico, con un peso de seis kilos 47 gramos, además de queso fresco de cabra, el cual fue abastecido por un fabricante, con residencia en Ahome.

CULIACÁN, Sin., julio 11 (EL UNIVERSAL).- Se alertó a la población que durante esta época de verano extremen precauciones al consumir alimentos, particularmente derivados de lácteos, esto ante una intoxicación masiva de 19 personas en el municipio de Choix, presuntamente por la ingesta de quesos elaborados a base de leche de cabra.

La Comisión Estatal contra Riesgos Sanitarios (Coepris) informó que en un negocio se aseguró queso de cabra envasado y en bolsas de plástico, con un peso de seis kilos 47 gramos, además de queso fresco de cabra, el cual fue abastecido por un fabricante, con residencia en Ahome.

Efrén Encinas Torres, secretario de Salud del Estado, dijo que el miércoles pasado se procedió a decomisar el queso que, según su etiqueta, está elaborado de leche de cabra para realizar algunos estudios de laboratorio y determinar la causa de la intoxicación que presentaron los 19 consumidores.

Dio a conocer que se da seguimiento al fabricante de estos productos, el cual, presuntamente, se ubica en el ejido Nueve de Diciembre, del municipio de Ahome, y quien fue identificado por los propietarios de dos abarrotes, del municipio de Choix, en donde se presume se vendieron los quesos que provocaron las intoxicaciones.

Encinas Torres manifestó que las personas afectadas por el consumo, recibieron atención médica, sin que se haya tenido más problemas de salud con ellos.

Jorge Alan Urbina Vidales, comisionado de la Coepris, expuso que se orienta a la ciudadanía sobre la importancia de consumir quesos de leche pasteurizada, ya que la leche, denominada bronca, está asociada a la brucelosis, salmonelosis y listeriosis, las cuales pueden afectar la gestación en las mujeres embarazadas, entre otras enfermedades.

Dijo que personal de la dependencia lleva a cabo talleres y cursos de capacitación entre productores de quesos artesanales, con el fin de que elaboren sus productos a partir de leche pasteurizada y que guarden las medidas de higiene necesarias, además de disponer de un sistema de refrigeración.

El consumo de queso fresco de dudosa procedencia, explicó, implica un riesgo para la salud de las personas, puesto que es posible que este alimento pueda desarrollar bacterias que desaten una intoxicación grave.

Urbina Vidales apuntó que ante la temporada de altas temperaturas en el estado, se extremen las medidas de higiene y verificación en la calidad de los productos, sobre todo los derivados de lácteos, puesto que estos entran rápido en descomposición.