4T: récord de reformas, pero con estancamiento

El Universal
01/12/201909:25:16

En 15 meses, aprueba 8 cambios a Carta Magna; Reactivar la economía, entre sus pendientes; Seguridad y migración, a merced de Estados Unidos

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 1 (EL UNIVERSAL).- A un año de la toma de protesta del presidente Andrés Manuel López Obrador, su gobierno ha aprobado ocho reformas constitucionales, entre las que destacan la creación de la Guardia Nacional, la de paridad de género, así como la revocación de mandato y consulta popular; sin embargo, uno de sus principales pendientes es el estancamiento de la economía por la falta de inversión pública y privada.
Las modificaciones a la Carta Magna durante los primeros 15 meses de la Cuarta Transformación suman una más que en el mismo periodo de la administración de Felipe Calderón (7) y dos más que en la de Enrique Peña Nieto (6).
La primera de ellas fue crear la figura de extinción de dominio, a fin de hacer uso de los bienes patrimoniales derivados de delitos; la reforma 19 constitucional sobre prisión preventiva oficiosa; la educativa y la del artículo 108, con lo cual se puede proceder penalmente contra el Presidente, así como el reconocimiento a los afromexicanos.
No obstante, las decisiones anunciadas por López Obrador desde antes de asumir las riendas del Ejecutivo, las cuales involucraron compromisos con la inversión privada –como la revisión de contratos en el sector energético o la cancelación del aeropuerto en Texcoco–, generaron incertidumbre y cautela entre los empresarios.
El ataque a las calificadoras y a los bancos hizo que los inversionistas congelaran sus proyectos, consideran especialistas.
En cuanto a la seguridad, el año cierra como el de más homicidios en la historia, algo que cambiaría hacia finales del sexenio, según el cálculo del Presidente. Este tema, además, está marcado por la relación entre México y Estados Unidos, pues Donald Trump ha amenazado con nombrar a los cárteles mexicanos como organizaciones terroristas.
La seguridad y la migración han estado en el centro del debate en la relación con Estados Unidos, puesto que mientras México defiende el respeto y la no injerencia, la nación vecina dice que el tema le afecta.
Expertos afirman que debido a la tensión, en especial por la espera de la ratificación del T-MEC, México se ha adaptado al temperamento de Trump.