Tren Maya, negociazo a futuro por operación

El Universal
04/07/202009:35:33

Actividades tienen presupuesto de 156.3 mmdp; empresas tendrán 5,210 mdp al año hasta 2053

El Tren Maya será un jugoso negocio para todas las empresas que ganen la concesión para la operación y darle mantenimiento por un periodo de 30 años.

La derrama económica entre compañías que liciten estas actividades es de 156.3 mil millones de pesos, una cantidad similar a lo que costará la construcción de la megaobra, de acuerdo con la última actualización del proyecto realizada por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

Esto significa que las ganadoras tendrán garantizados 5 mil 210 millones de pesos anuales en promedio hasta 2053.

Hasta ahora, los trabajos de mantenimiento de las vías férreas significan una derrama económica de aproximadamente 90 mil millones de pesos (incluyendo IVA) en tres décadas contadas a partir de la entrada en operación del proyecto, en 2023 próximo.

Las firmas que liciten los trabajos para mantener el derecho de vía, incluyendo la plataforma de la misma, el sistema de drenaje mejor y complementario, las estructuras de concreto y viaductos, túneles, edificaciones, instalaciones eléctricas de bajo voltaje, vías en línea principal, laderos, patios y talleres, así como la renovación de rieles, de juegos de cambio y de durmientes, y la renivelación y desguarnecido de vía, dispondrán de un presupuesto anual de 3 mil millones de pesos.

El proyecto contempla la posibilidad de contratar empresas especializadas prestadoras de cada uno de estos servicios o agruparlos.

Por lo que toca a la operación del Tren Maya, el documento obtenido por EL UNIVERSAL señala que la compañía que obtenga la concesión para su funcionamiento dispondrá de un presupuesto de 66.3 mil millones de pesos (incluyendo IVA) para 30 años, monto equivalente a 2 mil 209.6 millones de pesos anuales en promedio.

jul03-capacidadtrenmaya.gif

Más kilómetros

La actualización de la obra no modificó las partidas para la operación y mantenimiento del proyecto ferroviario, aunque aumentó de mil 440 kilómetros a mil 502 kilómetros la extensión de su recorrido. Fonatur reconoce, sin embargo, que los cambios al plan original le restaron rentabilidad al Tren Maya aun antes de subirse a las vías, respecto de la versión original.

Inicialmente se estimó un valor presente neto (VPN) en 206.6 mil millones de pesos y una tasa interna de retorno (TIR) de 21.2%.

Ahora se estima que el VPN será de 189.9 mil millones de pesos, es decir, una disminución de 8.08%, en tanto que la TIR baja a 19.6%.

Aun así, considera que los nuevos indicadores de rentabilidad muestran que el proyecto es socialmente rentable, pues el valor presente de los beneficios derivados del mismo supera sus costos de inversión, operación y mantenimiento.

El organismo generó un análisis de sensibilidad a la TIR para evaluar el impacto de variables clave en la rentabilidad social de la obra y encontró que soporta un incremento en la inversión de hasta 256% para que deje de ser rentable, puesto que un monto de 352.2 mil millones de pesos de inversión sin IVA haría que el VPN fuera igual a cero. Por otro lado, los beneficios deberían ser equivalentes a 54.3% para generar que el VPN sea igual a cero, con una TIR de 3.4%.

Este diario dio a conocer ayer que, a causa de cambios en el proyecto original, el Tren Maya costará 16 mil 916 millones de pesos más. De acuerdo con el Fonatur, la magna obra tiene un costo total de 156 mil millones de pesos, aunque inicialmente la inversión estimada fue de 139 mil 84 millones.

Información del organismo muestra que cavernas y cenotes de dimensiones considerables en el Tramo 4, que suponían “una complicación técnica, cuya solución involucraba un encarecimiento del costo y plazo de la obra, y un riesgo durante la ejecución de ésta y durante su explotación”, obligaron a llevar a cabo modificaciones en el trazo denominado Golfo 3, entre Izamal-Tulum, con una longitud aproximada de 196 kilómetros.

Ese cambio incluye ahora 61 kilómetros adicionales de vía respecto del proyecto original. Además, se proyecta la construcción de una vía doble que implicará velocidades máximas de hasta 160 kilómetros por hora y una estación para facilitar la conexión con Holbox.