SCT apoyará a aerolíneas, pero no se les dará rescate

El Universal
10/07/202013:01:50

Aseguró que se hizo un programa de pagos con cada aerolínea, mientras que la parte que corresponde al pago de impuestos o derechos lo negocia cada firma con el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

CIUDAD DE MÉXICO, julio 10 (EL UNIVERSAL).- La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) negocia con las aerolíneas apoyos para la obtención de créditos, pero no habrá un rescate de estas empresas, aseguró Javier Jiménez Espriú, titular de la dependencia.
“No vamos a rescatar aerolíneas, el país no está en control de hacerlo, porque los rescates a las aerolíneas los seguimos pagando los mexicanos peso por peso, no habrá rescate, pero sí apoyos y estamos en contacto con ellos”, destacó durante un recorrido por el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).
Aseguró que se hizo un programa de pagos con cada aerolínea, mientras que la parte que corresponde al pago de impuestos o derechos lo negocia cada firma con el Servicio de Administración Tributaria (SAT).
Dijo que también se negocia el apoyo a través de garantías por algunos créditos y con cada una de las empresas se tiene un programa de pagos, detalló.
“Los créditos que han pedido las aerolíneas están siendo respaldados por la banca de desarrollo”.
Jiménez Espriú comentó que la recuperación de vuelos y pasajeros lamentablemente se logrará en varios años, por lo que decidieron suspender la construcción de la Terminal 3.
Sobre las mejoras que realizan en el aeropuerto de la Ciudad de México, explicó que es importante realizar estas obras por seguridad de la terminal aérea.
Mejoras al AICM. Por otra parte, mencionó que se realizan mejoras en el AICM considerando que durante el sexenio pasado no recibió inversiones, debido a que se veía cercana la puesta en operación del aeropuerto de Texcoco.
“Esta obra se inserta; sin embargo, en un contexto de buena cantidad de obras que se han realizado en el aeropuerto, la administración pasada, hay que comentarlo, no recibió mayores inversiones, fue prácticamente dejado de lado en vista de que se veía cercana la puesta en servicio del aeropuerto de Texcoco”.
Y para el segundo año del inicio de la construcción de ese aeropuerto era evidente que no podía ser terminado en el sexenio y que iba a tardarse mucho más, que iba a extenderse hasta finales de esta administración o incluso más allá, puntualizó Jiménez Espriú.