Ven vulnerable la seguridad de Casa de Moneda

El Universal
12/07/201800:00:40

La dirección Corporativa, Jurídica y Seguridad de Casa de Moneda, organismo que produce la moneda de curso corriente y de metales finos de México, alertó sobre la indefenso de sus instalaciones en San Luis Potosí, desde la limitada vigilancia de sus cuerpos de seguridad hasta el uso de tecnología como cámaras de videovigilancia ineficientes que […]

La dirección Corporativa, Jurídica y Seguridad de Casa de Moneda, organismo que produce la moneda de curso corriente y de metales finos de México, alertó sobre la indefenso de sus instalaciones en San Luis Potosí, desde la limitada vigilancia de sus cuerpos de seguridad hasta el uso de tecnología como cámaras de videovigilancia ineficientes que “se traduce en vulnerabilidad, ya que reduce la capacidad de respuesta ante eventuales agresiones e intrusiones”.

En una solicitud de recursos enviada a la Unidad de Inversión de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público el pasado 3 de julio, el organismo advierte que “seguir operando con los sistemas actuales ocasiona un aumento en la vulnerabilidad de las instalaciones, en la seguridad del personal y en la continuidad de operaciones, lo que por la naturaleza estratégica de la entidad significa poner en riesgo el abasto de moneda para la población en general”.

Señala que a partir de 2014 se inició un proceso para reforzar e incrementar la capacidad de la plataforma tecnológica actual de seguridad y videovigilancia, tal y como lo dio a conocer EL UNIVERSAL, lo que implicó cambiar del sistema de grabación y visualización análogo al sistema digital.

Dos años después, la ampliación de las instalaciones físicas de la planta en San Luis Potosí obligó a complementar estas capacidades; “sin embargo, se tuvo que conservar parte del equipo análogo que cuenta con una antigüedad mayor a los 15 años, el cual convive con el moderno sistema digital integrado. Esta combinación de equipos provoca fallas constantes que dejan sin capacidad de visualización y de grabación, extensas áreas o espacios físicos donde se realizan actividades con metales finos, oro y plata en grandes cantidades”.

En la solicitud de requerimiento de 21.7 millones de pesos para resolver la problemática, Casa de Moneda indica que para vigilar todas estas instalaciones sólo se cuenta con 62 guardias de seguridad que cubren tres turnos.

Adicionalmente, dispone de 407 cámaras observadas y grabadas en tres diferentes centros de monitoreo con tecnología, marcas y capacidades diferentes que operan en una plataforma híbrida y que mezcla cámaras analógicas con digitales, las cuales trabajan con ineficiencia.

Casa de Moneda, añade el documento, “tiene una operación compleja en el tema de seguridad y vigilancia”, lo que se traduce en vulnerabilidad para la integridad de las instalaciones, la seguridad del personal, de los bienes de la institución y en la continuidad operativa de la planta.

Explica que para hacer más eficiente y efectiva su labor se requiere sustituir los equipos analógicos obsoletos (cámaras); adquirir equipos que permitan la integración del sistema de videovigilancia en una sola estación de monitoreo; consolidar un sistema de videovigilancia que garantice la continuidad del servicio y cubrir áreas no cubiertas, particularmente áreas de trabajo de metales finos, oro y plata, e instalaciones del Museo Numismático Nacional.

Al segundo trimestre de este año, la Casa de Moneda produjo 748 millones 446 mil 380 monedas de curso legal, siendo la moneda de 5 pesos la que se fabrica más.

Proyecto sobre la mesa

El programa de inversión de 21.7 mdp contempla:

Contar con un monitoreo proactivo las 24 horas del día.

Unificación de todos los sistemas en una sola administración y gestión de incidencias.

Estandarización de las plataformas de Circuito Cerrado de TV en todos los sitios de Casa de Moneda.

Fortalecimiento de la plataforma de videovigilancia.

Esto significa un ahorro estimado en 4 millones 344 mil pesos tan sólo en servicios personales.