Baja importación de gasolinas favorece superávit commercial

El Universal
29/01/201911:15:11

La balanza comercial de México presentó un superávit de mil 836.3 millones de dólares en diciembre pasado, cifra mayor al déficit de 900 millones de dólares esperado por el consenso de especialistas.

CIUDAD DE MÉXICO, enero 29 (EL UNIVERSAL).- La balanza comercial de México presentó un superávit de mil 836.3 millones de dólares en diciembre pasado, cifra mayor al déficit de 900 millones de dólares esperado por el consenso de especialistas.
Lo anterior se debió a un menor flujo de importaciones petroleras, que cayeron 7.5% anual, su mayor contracción desde agosto de 2016, de acuerdo con la información dada a conocer por el Inegi.
El cambio en el saldo comercial entre noviembre y diciembre se derivó de un mayor superávit de la balanza de productos no petroleros, que pasó de 104 millones de dólares en noviembre a 3 mil 685 millones de dólares en diciembre, y de un menor déficit de la balanza de productos petroleros, el cual pasó de 2 mil 486 millones de dólares a mil 848 millones.
Las importaciones retrocedieron 5.2% respecto al mes inmediato anterior con base en datos ajustados por estacionalidad, su mayor contracción desde mayo de 2016. Esta cifra fue inusualmente baja, explicada en gran medida por la disminución en los precios del petróleo y sus derivados, pero también por volúmenes menores al promedio en cuanto a las importaciones petroleras.
En este contexto, el total de las importaciones petroleras cayó 17.3% en el último mes del año, comentó Francisco Flores, analista económico de Banorte.
Cabe destacar que las compras al exterior de gasolinas y diesel en diciembre pasado sumaron mil 819 millones de dólares, cifra 17.8% inferior a la reportada en el mismo periodo del año anterior.
Asimismo, el volumen adquirido de estos combustibles totalizó 808.2 mil barriles diarios, lo que significó una caída anual de 13.6%, de acuerdo con datos de Pemex.
En diciembre pasado, las importaciones de bienes de consumo se situaron en 4 mil 799 millones de dólares, cifra que se tradujo en un descenso anual de 9.7%, dicha tasa fue resultado de retrocesos de 7.1% en las importaciones de bienes de consumo no petroleros y de 15.5% en las de bienes de consumo petroleros (gasolina, gas butano y propano).
Asimismo, se importaron bienes de uso intermedio por un valor de 27 mil 349 millones de dólares durante el último mes del año pasado, nivel superior en 1.4% al registrado en diciembre de 2017.
Este avance se originó de la combinación de un aumento de 1.9% en las importaciones de bienes de uso intermedio no petroleros y de un descenso de 2.8% en las de productos de uso intermedio petroleros.
En lo que corresponde a las importaciones de bienes de capital, en el mes de referencia alcanzaron 3 mil 545 millones de dólares, una disminución anual de 4%.
Por su parte, el valor de las exportaciones de mercancías fue de 37 mil 529 millones de dólares, cifra que significó un incremento anual de 4.3%, el cual se derivó de la combinación de un crecimiento de 6% en las exportaciones no petroleras y de una caída de 16.8% en las petroleras.
Los resultados de la balanza comercial al cierre del año pasado apoyan la expectativa de una desaceleración en la actividad económica.
Si bien hubo un ligero repunte en las exportaciones durante el mes, incluso en el sector automotriz, la atonía del resto de las manufacturas al cierre del año apunta a debilidad en el sector, estimó Francisco Flores.
A esto se añade la desaceleración de las importaciones de bienes intermedios no petroleros, los cuales son utilizados principalmente como insumos en esta industria.
Dentro de otras categorías también resalta la caída relativamente fuerte de las importaciones de bienes de capital, lo cual sugiere que la demanda por inversión se contraerá al menos en el corto plazo, lo cual es más relevante al considerar la apreciación relativa del peso mexicano durante el mes, concluyó el especialista.