Caída de precios de café empujará migración en AL

El Universal
15/05/201913:08:39

Al insistir en que el sector debe pugnar por un comercio más equitativo que eleve su rentabilidad, aporte más ingresos y apunte a la diversificación, el director general exhortó a "mitigar los impactos de la volatilidad" de los precios con "soluciones rápidas y de largo plazo".

SAN JOSÉ, Costa Rica, mayo 15 (EL UNIVERSAL).- El desplome de los precios internacionales del café, que es el segundo principal producto agrícola mundial con un volumen comercial de 15 mil millones de dólares anuales y que en 2019 registró los valores de venta y compra más bajos desde 2006, provocará un fuerte impacto en millones de familias latinoamericanas y caribeñas, y generará mayores flujos de migrantes irregulares del sur al norte de América.
La advertencia fue planteada por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), con sede en Costa Rica y vinculado al sistema de la Organización de Estados Americanos (OEA).
“Se trata de un escenario en el que ninguna actividad agrícola es rentable”, advirtió el argentino Manuel Otero, director general del IICA, al destacar que millones de familias productoras de café fracasan en cubrir costos de producción, pagar deudas, sostener rangos de empleo y atender cultivos con inversiones mínimas de manejo agrícola. “La crisis de precios es apremiante y está fuera de control de los productores”, sentenció.
El panorama “no permite asegurar la producción sostenible de café. Provoca un mayor endeudamiento de productores y genera un alto flujo de migrantes desde las zonas rurales hacia los centros urbanos y hacia otros países en búsqueda de mejores oportunidades”, alertó.
Los bajos precios internacionales azotan en particular a México, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia, Perú, Ecuador, Bolivia, República Dominicana, Jamaica y Brasil, donde hay unos 14 millones de personas ligadas a la producción y la comercialización del grano.
El precio promedio en 2018 de una libra de café arábica, el de mayor calidad, fue de un dólar con un centavo y bajó a menos de 95 centavos de dólar en abril de 2019, en lo que el IICA mostró como la media más baja desde julio de 2006. Las exportaciones de café de los 14 países sumaron 117 mil 499 millones de dólares, de acuerdo con datos oficiales.
Impacto en exportaciones. Al describir las negativas consecuencias económicas, sociales y productivas por la baja, Otero subrayó que el impacto es severo en los países en los que el café es un cultivo relevante por su efecto en las exportaciones y en la generación de empleo.
El IICA precisó que el café supone más de un tercio de las exportaciones de Colombia y Honduras, por lo que la caída del precio tiene “gran impacto” en el empleo, en los ingresos y en el fenómeno de las migraciones al interior y al exterior de los países.
Otero destacó que los productores de 35 naciones de América Latina, el Caribe y de África urgieron a la industria a aumentar los precios para evitar “una crisis humanitaria”, y sugirió impulsar una acción internacional coordinada que detenga la caída.
Al insistir en que el sector debe pugnar por un comercio más equitativo que eleve su rentabilidad, aporte más ingresos y apunte a la diversificación, el director general exhortó a “mitigar los impactos de la volatilidad” de los precios con “soluciones rápidas y de largo plazo”.