Pemex apuesta por levantar la producción

El Universal
16/07/201910:22:45

- Calcula derrama de un bdp con nuevo esquema de contratos - Dará 80% para exploración; el resto para logística y refinación

Noé Cruz Serrano

La dirección de Petróleos Mexicanos (Pemex) presentó este lunes al Consejo de Administración, para su aprobación, el Plan de Negocios de la petrolera y empresas productivas subsidiarias 2019-2024, en el cual prevé una derrama económica entre proveedores y contratistas de alrededor de un billón de pesos en los primeros tres años de la administración.

La mayor cantidad, 800 mil millones, serán canalizados a exploración y producción a través de un nuevo esquema de negocios, el uso o empleo de contratos de servicios integrales de exploración y extracción (CSIEE) que presentan ventajas.

Mantiene la titularidad de la asignación y continúa como operador, pero, sobre todo, “reporta para sí en sus libros contables y consecuentemente para el país, 100% de las reservas petroleras que se encuentren, así como la producción obtenida con la perforación y desarrollo de nuevos campos”.

Otros 200 mil millones de pesos serán destinados para áreas prioritarias como refinación y logística, de los cuales 97 mil 537.5 millones serán canalizados para la contratación de trabajos de mantenimiento, rehabilitación y reconfiguración de las refinerías de Pemex y para la construcción de Dos Bocas, Tabasco.

Se tiene previsto que entre 2019 y 2021, otras de las áreas importantes, logística, realizará una derrama cercana a 15 mil 512.8 millones de pesos. El resto será para las otras unidades de negocio de Pemex.

El documento que será aprobado durante la sesión del consejo, plantea la importancia de recuperar niveles de producción de petróleo, crudo y gas, con la participación de terceros, mediante contratos CSIEE, “para optimizar la explotación y el aumento en la producción”.

Mediante este tipo de contrato, cuyo plazo máximo de vigencia puede variar entre 15 y 25 años, Pemex ofrece a los contratistas una remuneración a través de una tarifa en dólares por unidad de hidrocarburo producido.