Iberdrola advierte que dejará de invertir si México no cambia de política

El Universal
21/10/202020:43:58

El presidente de la empresa española energética, Ignacio Sánchez, dijo que invertirán a solo que el gobierno mexicano esté dispuesto a recibir inversiones privadas extranjeras, "en caso contrario no se hará más"

La empresa española Iberdrola no hará más inversiones en México hasta que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador qué políticas aplicará a los inversionistas extranjeros, dijo el presidente de la compañía, Ignacio Sánchez Galán.

“No vamos a iniciar nada, salvo que el gobierno decida que quiere aclarar este tipo de políticas. Si el gobierno dice que no quiere que inviertan inversores extranjeros, no lo haremos o, si el gobierno quiere lo contrario, estableceremos un marco razonable como lo hemos hecho hasta ahora”, declaró Sánchez Galán durante la presentación de resultados de Iberdrola.

Consideró que sus inversiones en el mercado mexicano son muy pequeñas en relación con lo que hacen en otros países.

Por ejemplo, en la compra que de la estadounidense PNM, Iberdrola invirtió 8 mil 300 millones de dólares, es casi tanto como los 10 mil millones de dólares que tiene en México.

“Creo que representa muy poquita cosa (México) en nuestro balance, en nuestra aportación total, nuestras acciones casi es la misma”, comentó.

Expuso que el ingreso antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones (EBITA), de enero a septiembre del 2020, aumentó 2.4 millones de dólares; es decir, 0.4% al llegar a 642 millones de dólares por incremento de la producción y por la nueva capacidad instalada en lo que se refiere al negocio de generación.

López Obrador ha hecho cambios a las reglas del sector energético, aunque algunos de ellos están suspendidos temporalmente mientras la Suprema Corte decide su validez constitucional. También ha detenido trámites que afectan las inversiones privadas nacionales y extranjeras, como frenar las pruebas de las plantas de generación eólica, aumentar las tarifas de transporte de electricidad y establecer nuevos requisitos para interconectarse a las líneas de transmisión.