14/07/202012:20:22

20 Años no es nada

Daniel Castro Jiménez Artículo

Artículo

14/07/202012:20:22

Después de leer a Porfirio Muñoz Ledo, sobre su análisis de la visita del Presidente Andrés Manuel López Obrador a la Casa Blanca, recordé aquella entrevista del año 2 mil en Tabasco cuando una de sus valoraciones de la transición democrática en el país la encuadró en la exigencia al PRI por parte de organismos internacionales por democratizar nuestro sistema político.
En Tabasco hay evidencias no sÓlo de esa lectura, sino de las actuaciones que el entonces Presidente Ernesto Zedillo Ponce de León ejecutó previo a las elecciones presidenciales de ese año que ganó el Partido Acción Nacional (PAN) con Vicente Fox Quesada.
Ernesto Zedillo en ese entonces se deslindó de la responsabilidad de elegir candidato presidencial, rompiendo con una tradición de más de 80 años. El Presidente se alejó del PRI un año antes de esa determinación, dejando a los priistas en un convulsionado proceso interno, quienes libre de las ataduras presidenciales abrieron una consulta directa a las bases.
El resultado es conocido, el PRI compitió con uno de los candidatos más endebles en su historia política: Francisco Labastida Ochoa.
Y digo que recordé esa entrevista porque si bien en los medios internacionales se dio cuenta de discursos y posicionamientos diplomáticos entre Trump y AMLO, nada se ha escrito de los acuerdos reales, los que se discuten en privado y sólo se conocen una vez concluidos los sexenios.
En medio de esto no es osado comparar la situación entre Zedillo y el PRI de ese entonces con lo que vive actualmente el Presidente AMLO y su Partido Morena (con las distancias guardadas).
Andrés Manuel López Obrador ha dejado en claro que una cosa es su gobierno y otra su partido, llegando inclusive a la amenaza de retirar su militancia de continuar el conflicto interno que vive desde hace poco más de un año, bajo el argumento del cambio de dirigencia.
Morena –y su Presidente- está a 11 meses de ir a las urnas electorales, con un partido convulsionado en lo interno; que además de tener problemas en la elección de su nueva dirigencia, deberá iniciar en los próximos seis meses procedimientos para la elección de sus candidatos a legisladores federales y locales.
Irá también por 15 gubernaturas, de las cuales sólo tiene 4, con 11 estados en manos de la oposición.
Morena y el Presidente tienen en estos momentos la mayoría en las cámaras federales y en la mayor parte de los congresos estatales, después del 6 de 6 del 2018.
Pero de todos es conocido que Morena y AMLO es producto más del voto por hartazgo social que de la consolidación de un partido o movimiento organizado.
De cara el 2021 pareciera que el Presidente no tiene interés en mantener un partido unificado para buscar el respaldo legislativo a las propuestas de la 4T en el segundo tramo de su gobierno.
Ya ha dejado en claro que su administración no tiene interés en repetir el esquema de los préstamos internacionales para financiar con deuda externa sus programas asistenciales.
Pero los que saben de esto consideran que sí los requerirá ante la crisis económica mundial generada por la pandemia del coronavirus y el vaivén de los precios internacionales del petróleo.
Pareciera pues que al igual que a Zedillo en el año 2000 la exigencia internacional en este 2021 pudiera ser el equilibrio democrático.
Los contrapesos, pues.
Y una llave para más programas sociales después de la elección intermedia y esperando con mucha comodidad la elección del 2022, con la revocación de mandato.

KYBALIÓN.- Pronunciándose por respetar plazos y etapas en el proceso que por el delito de Feminicidio en grado de tentativa se le sigue al agresor de la señora Ana María “N”; el Presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Enrique Priego Oropeza, anunció que el próximo 17 de agosto se llevará a efecto la primer audiencia del Juicio Oral sobre este sonado caso.
El magistrado presidente ha remarcado que esta agresión no sólo es una afrenta a la víctima, sino al Estado Mexicano mismo; por lo que en la lucha contra el feminicidio el Poder Judicial no dará ningún paso atrás.
Este juicio es de interés público y con un impacto social grave, tomando como referencia el debate nacional que ha detonado los índices de violencia de género en el país.
Con este posicionamiento el Magistrado Presidente reafirma que la víctima no está sola, teniendo la garantía del Estado Mexicano mismo para hacer justicia.