28/02/201705:00:12

El empleo y la fuerza de los números

Ricardo Diaz Leal Apreciaciones

Apreciaciones

28/02/201705:00:12

Tabasco continúa siendo primer lugar de desempleo nacional; adicionalmente solo Veracruz y Campeche observan decrecimiento en el empleo, el resto del país crece de acuerdo al reporte respectivo del IMSS. Lo que preocupa ante la falta de políticas públicas que reviertan esta tendencia, es el incremento de deportados mexicanos inmigrantes de Estados Unidos al estado y a todo el territorio nacional. Ciertamente esta fuerza laboral se sumará a la tasa tabasqueña del 8.23% de desempleo actual más lo que se acumule. Dicha caída del empleo inicio en enero del 2015 con 197,107 puestos de trabajo, prácticamente la más alta que se ha tenido y concluyó diciembre de ese año con 187,184 y para diciembre de 2016 cerró con 173,030 y al paso del 2017 sigue bajando.
Lejos de incrementar la atracción efectiva de capitales, la inversión productiva del estado y la federación, resulta en importantes ajustes del presupuesto que agravan aún más la depreciada actividad económica local; falta ver la afectación económica resultante de los migrantes tabasqueños repatriados que no enviarán más remesas desde Estados Unidos cuando la última cifra a septiembre pasado fue de 112 mdd, misma que en todo 2015 fue de 96.5 mdd. Ciertamente el avance que pueda observar la cifra de deportaciones es algo que sale del control de los tres niveles de gobierno nacional, pero las oportunidades con que los recibamos si cae plenamente en su ámbito de responsabilidad.
El gobierno federal debiera ser más solidario con los estados económicamente despetrolizados que observan tan alto desempleo pues éste es sin duda el flagelo que agudiza otros peores incluida la desesperanza y sin duda que los gobiernos estatales debieran por igual reforzar las variables económicas que maticen y reviertan tan negativas tendencias. Al respecto, la recta final del sexenio y la incertidumbre del proceso electoral de 2018 nos desenfocan de atender las prioridades y nos distraen de la realidad postergando tiempos irrecuperables.
¿A que podemos aspirar como medidas económicas que alienten una tendencia hacia el crecimiento?, se preguntan con inquietud los empresarios; ¿qué medidas efectivas al respecto se están tomando en la entidad?, ¿cuál es el proyecto económico federal y estatal que incluye estas respuestas? Hemos visto algunos proyectos que incluyen el campo como un sector viable, pero la fortaleza económica de Tabasco obliga más opciones en más sectores alternativos sin dejarle toda la responsabilidad a la Reforma Energética cuyo aliento tardará en llegar. Para el caso por ejemplo, Singapur resume su estrategia actual ante la incertidumbre mundial en cinco puntos: 1 Atraer mayor inversión, 2 Mejorar capacidades digitales y tecnológicas, 3 Abrazar campos tecnológicos, 4 Educar para el futuro, y 5 Conectar y colaborar.
Esperamos las respuestas promisorias.