30/09/201903:05:21

Binomio Pemex-Privadas comienza a da resultados

Manuel Rodríguez González Análisis

Análisis

30/09/201903:05:21

Después de años de indicadores negativos en el sector energético nacional, se vislumbra una luz al final del túnel, gracias al binomio sector público-empresas privadas, cuyo objetivo común es lograr en el mediano y largo plazo la seguridad y soberanía energética del país, garantizando de manera sustentable y eficiente el abasto y accesibilidad de los energéticos que requiere el país.

Como resultados de los esfuerzos titánicos que ha desplegado el gobierno federal en materia energética en los últimos diez meses -después de una disminución del 50 por ciento de la producción de hidrocarburos en los últimos 10 años- la semana pasada Pemex anunció que ya se ha frenado la caída, al lograr una producción de 1.722 Millones de barriles diarios (Mbd) para el 22 de septiembre de este año; esperando que para finales de 2019 se logre una producción de 1.833 Mbd, derivado de la incorporación de doce pozos de desarrollo a la producción en lo que resta del año.

Derivado del incremento en la actividad de perforación de pozos, la actividad exploratoria, el desarrollo de campos y procesos de recuperación secundaria, después de 15 años de una disminución de las reservas, en 2019 se han incorporado reservas 1P (las que tienen mayor potencial de comercialización) por más de 2,000 millones de barriles de petróleo crudo equivalente (MMbpce), lo cual permite proyectar que al término de la presente administración la reserva 1P este en el orden de los 8, 800 MMbpce.
El Sistema Nacional de Refinación, igualmente dio a conocer resultados positivos, después de registrar a finales del año pasado una capacidad de proceso de 32 por ciento, en septiembre de 2019 su capacidad subió a un 52 por ciento.
En consonancia con los esfuerzos de Pemex, las petroleras privadas también reportan buenas noticias, como el caso de Ente Nazionale Idrocarburi (ENI), empresa petrolera italiana, que tiene presencia en México desde 2006 y ganó el contrato de producción compartida del Campo Miztón, al ofertar regalías para el Estado Mexicano de un 83.75 por ciento. El contrato asignado a ENI, está integrado por los campo Amoca-Miztón-Tecoalli, localizados en aguas someras frente a costas de Tabasco, desde que empezó a producir el pasado mes de junio, con un volumen sobre los 4, 300 barriles diarios de crudo y 3 millones de pies cúbicos de gas, su producción se ha mantenido al alza.
De esta manera, durante una visita de Cecilia Ortega del equipo de ENI México a la Comisión de Energía, nos dio la grata noticia para el sector energético, que con la producción del segundo pozo Miztón, previsto para el próximo mes de octubre, tendrá la necesidad de ampliar su infraestructura para manejar una producción que oscilarán entre los 25 mil barriles diarios de crudo y 17 millones de pies cúbicos de gas por día, al finalizar 2019.

www.manuelrodriguez.mx