09/07/201904:28:17

Dilemas de la 4T

Alberto Aziz Nassif Alberto Aziz

Alberto Aziz

09/07/201904:28:17

¿Qué ha pasado con la 4T? El filósofo italiano Gianni Vattino dice que la verdad es “un tejido de interpretaciones y no una serie de datos” (El País, 27/VI/2019). Si en 2018 cambiaron las expectativas de un país atribulado, los meses que han transcurrido desde la cita electoral hasta la fecha, nos ubican frente a los dilemas que enfrenta este gobierno.
Entre los dilemas externos a una democracia (Offe y Schmitter), están los que se refieren a las condiciones económicas, sociales o culturales que pueden obstaculizar los cambios de un proyecto gubernamental. Sin duda, el más importante es la necesidad de recuperar la autonomía de lo público, las capacidades de un Estado que ha sido capturado por poderes fácticos, por grupos criminales y por intereses económicos. En esta ruta el actual gobierno ha tomado decisiones polémicas, como la cancelación del NAICM en Texcoco, que ha sido la manzana de la discordia entre diversos grupos del sector privado y el actual presidente de la República. La alternativa de AMLO, el aeropuerto de Santa Lucía, ha sido tan cuestionada que ya llegó a instancias judiciales para suspender la obra. Otro dilema ha sido la propuesta de la Guardia Nacional (GN), el instrumento para combatir al crimen, que fue sometido a fuertes debates dentro y fuera del Congreso de la Unión y recientemente ha iniciado su operación. El instrumento adoptado es la apuesta para bajar los altísimos niveles de violencia. Sin embargo, el conflicto con la policía federal ha marcado el inicio de la GN con un tropiezo político y laboral. A este cuadro hay que agregar la complicada relación con Trump y la inmigración centroamericana. Y, para rematar, una economía que sigue estancada y anuncia poco crecimiento.
A estos dilemas se suman la desigualdad económica y la pobreza, que se les quiere enfrentar con un incremento en los salarios mínimos, y una reforma laboral para generar un sindicalismo que deje atrás la simulación actual. Todavía está por verse el alcance que pueda tener el proyecto redistributivo del gobierno, que hasta el momento ha sido muy criticado por lo efímero de las ayudas sociales directas, en efectivo y sin intermediarios.
Los dilemas internos del sistema político apuntan hacia un reacomodo en el cuadro de los partidos, con una dinámica de gobierno unificado que cuenta con una amplia mayoría legislativa. El presidente tiene suficientes márgenes para gobernar. En lo que va del sexenio se han generado al menos tres problemas importantes por el estilo de gobernar de AMLO: uno es cómo trata la 4T a la autonomía técnica, que es el reino de los expertos y tecnócratas, y que el presidente ha modificado para tomar decisiones de acuerdo con su visión sobre el desarrollo del país. Una difusa frontera entre la racionalidad y voluntad. Dos, es el combate a la corrupción, sobre lo que se insiste diariamente. Habrá que evaluar si la insistencia narrativa se convierte en resultados positivos. Y tres, es el problema del achicamiento del gobierno y la política de austeridad extrema, con el fin de liberar recursos para programas sociales y el rescate fiscal de Pemex.
También está en discusión el modelo electoral que apunta hacia dos prioridades, por una parte la aplicación de la austeridad a partidos políticos y organismos electorales y, por la otra, la incorporación de dos figuras que le interesan a AMLO, la revocación de mandato y la democracia participativa. No se puede dejar de lado lo que vaya a suceder con el nuevo partido gobernante, Morena, que ha entrado a las dinámicas del poder en donde se suelen castigar las propuestas de cambio, así como las aspiraciones de las bases, a cambio de un pragmatismo extremo y los arreglos entre las elites.
Además, lo que venga en el futuro político dependerá mucho de lo que pase con la oposición, que hasta el momento sigue extraviada y no levanta cabeza.
En el tejido de las interpretaciones y con más de siete meses de gobierno, ya están definidas las posibilidades y las limitaciones de la 4T. ¿Qué pasará con estos dilemas? Pronto veremos…

Twitter: @AzizNassif