10/09/201903:57:12

El gato de Schrödinger

Daniel Castro Jiménez Artículo

Artículo

10/09/201903:57:12

Platicando con un ex servidor público de la anterior administración, muy cercano al círculo de Amet Ramos, a finales del año pasado me comentaba que la “única inquietud” del ex gobernador Arturo Núñez Jiménez no eran los resultados emitidos del 2013 al 2017 por parte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), sino el procedimiento de solventación de la dependencia federal respecto a la aclaración de un circulante en esos cinco años de poco más de 4 mil quinientos millones de pesos.
De acuerdo a esa versión el ex gobernador habría planteado su salida del gobierno –administrativamente- con un año de anticipación en el tema local, faltando sólo “aclarar” ante la Federación el solventar los movimientos de esas inyecciones federales en algunos sectores como educación, salud y programas sociales.
Remarcaba la fuente que a partir de esas auditorías federales Núñez habría “pulido” las cuentas públicas de sus programas sociales y del DIF a cargo de Martha Lilia López Aguilera, particularmente en su último año, debido a las observaciones de la ASF en los primeros cinco.
Las auditorías arrojaron que en los primeros cinco años se “entregaron” recursos a personas con discapacidad y más del 80 por ciento de éstas no cumplían con esta condición. De un padrón de más de 38 mil discapacitados con que contaba dicho programa, unos 30 mil estaban irregulares.
Otro programa auditado del 2013 al 2017 fue “Corazón Amigo”, programa social insignia de Arturo Núñez y dirigido por Martha Lilia López Aguilera, por quien se reformó la Constitución para que lograra el estatus de funcionaria y no sólo tuviera un cargo honorario.
“Cambia tu Tiempo”, otro proyecto del ex gobernador que arrancó en 2015 y se canceló un mes antes de las elecciones del 2018; de los casi 58 mil inscritos desaparecieron más de la mitad de los beneficiados antes de llegar a octubre de ese año. El último trimestre del año pasado esos pagos desaparecieron por completo.
Ayer la presión social en Tabasco respecto a la cuenta pública del ex gobernador Arturo Núñez Jiménez en su versión 2018 generó una ruta que se podría antojar “absurda” en cuanto al alcance que pueda tener auditar a Martha Lilia López Aguilera.
Primero porque en los primeros cinco años el titular del OSFE, Alejandro Álvarez (en los primeros tres años estuvo colaborando como primer auditor durante la administración de José del Carmen López Carrera), “libró” las investigaciones tanto en el DIF como en Desarrollo Social en cuanto a las auditorías realizadas a los principales programas del sexenio anterior: “Corazón Amigo”, “Casa Amiga” y “Cambia tu Tiempo”.
Álvarez González fue un aliado del “nuñismo” en ese sentido, por ello la ASF jaló las investigaciones.
Segundo: las auditorías al DIF, en el caso de los recursos y presupuestos aplicados para suministros y servicios (con manga ancha), se aplicaron a discreción en los primeros cinco años de gobierno; en enero de 2018 -teniendo bajo reserva la información que arrojaron las auditorías federales- se suspendieron los suministros financieros a la dependencia.
Es decir aun cuando se concentró una ampliación presupuestal de más de 300 millones de pesos a la gestión del último año de ejercicio de Martha Lilia López Aguilera en 2018, la mayor parte de estos gastos fueron subsanados por el “gato de Schrödinger” (por no conocerse si está vivo o muerto), Amet Ramos Troconis.
La idea de la auditoría solicitada ayer por la Comisión Inspectora Primera del Congreso local es buscar esos 300 millones de pesos en la partida asignada al capítulo mil relacionado con el pago de nóminas, así como contratos de seguridad privada y de suministros al sector Salud en el 2018 exclusivamente, pero dejó sin auditar los cinco años anteriores.
En tanto con Amet Ramos “desaparecido” la paradoja de Schrödinger mantendrá a la pareja disfrutando sus atardeceres en España.

KYBALIÓN.- Como es arriba, es abajo.
Enrique Peña Nieto sigue como intocable.
Todo parece indicar que Rosario Robles, Benito Neme y Emilio Lozoya serán los “chivos expiatorios” en el ámbito federal.
En Tabasco anote usted a Rommel Cerna Leeder, Ángel Solís Carballo y David Gustavo Rodríguez Rosario.
Para qué le digo quiénes son los intocables en el Edén.